Millennials no quieren a grandes bancos por las comisiones
Los millennials en particular quieren un servicio más personalizado, quieren asegurarse de que se les presta atención a sus necesidades financieras. Bloomberg/La República
Enviar

 Los miembros de las Generación Y, o millennials, rehúyen a los grandes bancos y prefieren poner su dinero en las entidades locales.
Los bancos comunitarios ganaron clientes jóvenes el año pasado, alcanzando un aumento de 5% entre los tenedores de cuentas de entre 18 y 24 años, mientras que las cooperativas de crédito registraron un incremento del 3%, de acuerdo con los datos que reunió AccenturePlc.


En comparación, los grandes bancos nacionales y regionales tuvieron dificultades para retener a los clientes de la Generación Y y perdieron al 16% de ellos en ese lapso.
Una de las razones es que los bancos grandes suelen cobrar más por los servicios minoristas.
Hubo un aumento en las comisiones por mantenimiento de cuenta, sobregiros, extracciones en cajeros automáticos y otros servicios de las grandes instituciones financieras.
Para Tommy Oakes, todo se reduce al precio. El muchacho de 24 años, que trabaja en el equipo de ventas de Pay Simple, compañía de comercio electrónico con sede en Denver, comenzó a buscar banco después de terminar la universidad y eligió a USAA Federal Savings Bank.
“No tiene comisiones mensuales”, señaló. “Te reembolsan las comisiones del cajero automático y también puedo hacer con ellos un paquete con los seguros y las inversiones”.
La encuesta semestral de MoneyRates.com, publicada en agosto, reveló que las comisiones de los grandes bancos promediaban $15,15 frente a $11,51 en los competidores más pequeños.
Los grandes bancos además eran los que menos probabilidades tenían de ofrecer cuentas corrientes gratuitas: el 17% de ellos tenían esa opción frente a un 31% de las entidades pequeñas.
MoneyRates define a los grandes bancos como los que tienen por lo menos $10 mil millones en depósitos.
“Tradicionalmente, los grandes bancos dominan con su presencia física, ya que tienen extensas redes de sucursales, reconocimiento de nombre y capacidad para gastar mucho dinero en publicidad”, explicó Richard Barrington, analista financiero sénior de MoneyRates.
Pero la popularidad de la banca a través de Internet niveló las cosas. En el caso de algunos bancos, “lo que antes eran ventajas ahora se han convertido en desventajas”.
Los millennials son más proclives que otros a cambiar su banco principal y lo hacen “a un ritmo que casi duplica el promedio de otros grupos etarios”.
 


 


 


Ver comentarios