México monopoliza sueño mundialista
El solitario Daniel Colindres buscó abrir el cerrojo con remates de larga distancia que no perforaron la meta hidalguense. Goal/La República
Enviar

El monstruo mexicano despertó cuando tenía que hacerlo y se deshizo sin mayor dificultad del campeón nacional de la Concacaf Liga de Campeones, en el partido de vuelta de los cuartos de final.

Goliat le hizo justicia a su estructura deportiva y millones de dólares invertidos en extranjeros de todo el continente para no tener competencia, al menos no fuera de México ni en la región.

A pesar de caer derrotado 4-0, Saprissa mostró cosas buenas en Hidalgo, personalidad a la hora de mantener el balón, sobriedad con sus talentosos mediocampistas incluso cuando tenía encima una presión media en su contra pero esto no le bastó.

Muchos factores explican la superioridad de los Tuzos, el técnico tibaseño Carlos Watson lo dejó claro.

“Es sencillo, ustedes (al referirse a los equipos mexicanos) importan jugadores, nosotros exportamos. Este equipo en diciembre vendió cinco futbolistas”, dijo el timonel ante la impotencia de tener enfrente a figuras que cambian los partidos en segundos.


“Queríamos salir adelante, soñábamos con el Mundial de Clubes y a pesar de lo que vivimos en los últimos meses tras coronarnos campeones tratamos de recomponer el equipo. Se hizo todo lo humanamente posible para tener un equipo competitivo y luchamos hasta el final”, finalizó Watson refiriéndose a la salida de varios jugadores como Machado, Calvo, Guzmán y Blackburn.

Nuevamente un equipo mexicano se instala en semifinales y no pareciera haber otro panorama para destronar a los aztecas, quienes desde 2008 bajo el nuevo formato no pierden en una final.

Myrie a la hoguera

Humanamente sí se hizo todo lo posible para sacar la serie y Watson utilizó lo que tenía a su disposición para buscar el pase a semifinales que últimamente no se logró.

Su defensa fue la que primero sucumbió en México. Al no contar con Jordan Smith y Joseph Mora, Watson se vio en la obligación de mover su ajedrez en la zaga.

Sacó del centro a Dave Myrie para ubicarlo en un lugar donde no ocasionara tanto peligro. Myrie es el jugador de Saprissa que más faltas comete por partido y de ahí que lo alejara de zona de peligro, otorgar un penal no era una opción para el técnico morado.

Optó por colocarlo por el costado derecho y lanzando una plegaria para que el “Chucky” no se lo comiera vivo. Lamentablemente para sus aspiraciones, ocurrió lo contrario.

El sacrificado fue Heiner Mora, quien no tuvo otra más que suplir al otro Mora por la izquierda y jugar a pie cambiado, posición donde siempre se le ha visto incómodo. Todos sus centros con zurda dieron fe de eso.

Frente a frente

  Pachuca Saprissa
Remates 10 7
Remates a marco 6 5
Robos de pelota 19 11
Faltas 10 16
Posesión del balón (min) 55 45
Tiros de esquina 7 0
Pases correctos 256 214
Amarillas 2 7
Expulsados 0 1*

 

*Daniel Colindres 86’

Ver comentarios