Mejoraría pesca artesanal del Pacífico
Esto nació por un llamado de la Presidencia para que el sector pesquero presentara una propuesta que solucionara la economía del Pacífico, dijo Enrique Ramírez, director ejecutivo de Fecop. Marco Monge/La República
Enviar

Alejar barcos extranjeros resolvería situación

Mejoraría pesca artesanal del Pacífico

Más de 15 mil familias de pescadores esperan cambios en su economía


La solución para unas 15 mil familias de pescadores artesanales de atún y la severa situación económica que los acompaña desde hace varios años, llegaría al alejar las embarcaciones internacionales del territorio.

201309062324510.n11.jpg
Esta población vería la luz gracias a una iniciativa presentada tanto al Incopesca como al Ministerio de Agricultura, por el sector representativo de los pescadores.
La propuesta plantea la necesidad de dar prioridad a la pesca nacional sobre aquella en manos de extranjeros, para lo que establecerían un espacio de 370 millas náuticas en el Pacífico por seis años.
Hasta el momento más de 30 embarcaciones de al menos unos 100 metros compiten en ese espacio con barcos locales que no sobrepasan los 23 metros y carecen de la tecnología con que cuentan los extranjeros.
Las flotas internacionales, provenientes de países como México, capturan 18 veces más producto que las costarricenses, incentivando una caída del 50% en la última década en la pesca nacional.
La economía costera del Pacífico es la más afectada, ya que alcanza un 20% de pobreza.
Por otro lado, sumado a la afectación de la economía del sector, también persiste una problemática que terminaría en menos producto disponible para la pesca.
Los barcos internacionales cuentan con mallas que abarcan unos 200 metros de profundidad por 1,5 km de diámetro, aproximadamente unos 17 campos de fútbol entran en esa red.
Con esas redes y varios sistemas de pesca no autorizados toman unas 53 especies más aparte del atún, perjudicando al sector de pesca turística y comercial, ya que peces como el dorado y el marlín son tomados. Parte del producto es tirado al mar y otro lo venden en otros países, explicó Jorge Gutiérrez, presidente de la Federación Nacional de Pesca.
Por ahora, las embarcaciones internacionales que cuentan con las licencias para pescar en el país, reciben ese permiso por pocos meses, sin embargo son escasas las trabas para ampliar ese periodo.
Luego de un análisis se determinó que entre 2008 y 2011 un 59% de los barcos no contaba con el permiso y aun así ingresaba al país, dijo Enrique Ramírez, director ejecutivo de la Federación Costarricense de Pesca.
Para evitar esta realidad, se solicita dividir el área de pesca para buques cercanos y aquellos de altura.
La supervisión se daría en una nueva comisión de gobernanza especializada en el tema, conformada por un equipo científico multidisciplinario con representantes del sector pesquero nacional, indica la propuesta.
En tanto, el que la iniciativa abarque un tiempo de seis años nace de la importancia de contar con un estudio que demuestre cómo puede mejorar la captura de pescadores nacionales y el recurso animal al no tener los grandes barcos como competencia directa.

María Fernanda Cisneros
[email protected]

Ver comentarios