Mejora y modernización de la UCR ronda los ¢90 mil millones
“Los nuevos edificios pueden albergar de mejor forma a los estudiantes, docentes e investigadores y satisfacer sus necesidades”, dijo Kevin Cotter, director de la OEPI. Gerson Vargas / La República
Enviar

201605251953470.rec.jpg
Por un monto cercano a los ‎¢90 mil millones provenientes de un fideicomiso con el Banco de Costa Rica, un préstamo con el Banco Mundial y parte de su presupuesto ordinario, la Universidad de Costa Rica (UCR) realizará una de las mayores inversiones de su historia.
Se trata de la construcción de 19 proyectos de infraestructura, así como el equipamiento de varias de sus sedes regionales, con el fin de modernizar el campus, satisfacer necesidades de crecimiento, ofrecer más y mejores servicios a los estudiantes y crear carreras innovadoras.
El plan arrancó en 2013 con la construcción del nuevo edificio de 500 estacionamientos, al cual le siguió la nueva Facultad de Ciencias Sociales, con una inversión cercana a los $33 millones y un área de 25 mil metros cuadrados, siendo esta edificación la más grande del campus Rodrigo Facio.
Con la construcción del edificio de residencias universitarias y la Unidad o Biblioteca de Conocimiento Agroalimentario, concluyó la primera fase de los 11 proyectos contemplados en el Contrato de Fideicomiso, por un monto de $94 millones.
Actualmente, la Oficina Ejecutora del Programa de Inversiones (OEPI) se prepara para arrancar con la segunda etapa, que contempla la renovación total del edificio de la Facultad de Derecho y la construcción de un anexo en la parte trasera, para lo cual los estudiantes fueron reubicados en la antigua estructura de Ciencias Sociales.
Además, el concurso de ofertas que abrirá a partir del 1° de junio, incluye la edificación de la nueva torre de la Facultad de Odontología, otra de aulas y laboratorios para ciencias básicas y la construcción del conjunto de auditorios conocido como la Plaza de la Autonomía, que se ubicará entre Ciencias Sociales y la Facultad de Ingeniería.
Las obras también incluyen un conjunto de edificios de la Facultad de Ingeniería, un anexo para la Escuela de Ciencias de la Computación e Informática y un edificio horizontal de parqueos con capacidad para 700 vehículos.
A este megaproyecto se une el plan de mejoramiento institucional que está conformado por 13 iniciativas de desarrollo, tanto para la sede central de la Universidad como para Limón, Guanacaste, Esparza, Turrialba y San Ramón.
“Son beneficios directos para la comunidad universitaria y para la población, ya que estas obras tendrán un impacto en la salud”, dijo Kevin Cotter, director de la OEPI.

El programa es financiado con un préstamo de $200 millones otorgado por el Banco Mundial a las cuatro universidades estatales en 2010, y cuyos fondos se repartieron de forma equitativa para cada casa de estudios superiores con un plazo de ejecución a diciembre de 2017.
De los $50 millones correspondientes, unos $30 millones fueron destinados para infraestructura, $18 millones para equipos y $2 millones para imprevistos, desalmacenajes y obras menores.
Asimismo, la UCR destinó parte de sus fondos ordinarios para algunas remodelaciones y obras de tamaño mediano, entre los que figuran la ampliación de la Escuela de Medicina, los institutos de Investigaciones Farmacéuticas y de Investigaciones en Salud, los edificios de Educación Continua, de Matemática, y de Bienestar y Salud, las bodegas de la Escuela de Farmacia y los centros infantiles universitarios.

La duración de las obras es variable de acuerdo con el tamaño y la complejidad de cada una, indicó Cotter.

 



Ver comentarios