Médicos virtuales podrán monitorear pacientes a larga distancia
En 2018, la tecnología estará lista para utilizarse en Costa Rica.Cortesía Grupo Prides/La República
Enviar

Grupo Prides es la empresa encargada de incorporar a Costa Rica la tecnología conocida como Internet de las Cosas, aplicada a usos médicos.

Esta tecnología consiste en una banda con sensores que se coloca en la muñeca a los pacientes, con capacidad de medir el ritmo cardiaco, la glucosa, la temperatura corporal y el peso, que además es complementada con los chatbots (programas informáticos que simulan el comportamiento de los seres humanos).


“En otros países ya se utilizan para el monitoreo de adultos mayores. La Caja tiene interés en conocer sobre estos temas para explorar opciones a futuro. Lo mismo ocurre con la empresa privada. Esto abre un universo de posibilidades”, dijo Jorge Masís, gerente de Gupo Prides.

La tecnología es sencilla de operar y tiene un costo asequible: entre $300 y $500, toda la información de los pacientes es almacenada en un expediente digital. En 2018, la tecnología estará lista para utilizarse en Costa Rica.



Ver comentarios