Dispositivos médicos apalancan economía nacional
En el rubro de catéteres cardiovasculares el 42% de los implementos médicos del país se exporta desde la Zona Franca El Coyol, aseguró su gerente general Carlos Wong. Gerson Vargas/ La República
Enviar

Más de 63 empresas de dispositivos médicos han hecho de Costa Rica su base para la manufactura de sus productos.

Precisamente, la reputación como un hub para la manufactura de dispositivos médicos debido al nivel de especialización y sofisticación de su mano de obra han contribuido a la llegada de más inversión extranjera al país.
Seis de las diez empresas de dispositivos cardiovasculares más grandes del mundo ya cuentan con presencia en territorio nacional mediante la instalación de plantas de manufactura.
Una de ellas es Abbott, que decidió adquirir a Saint Jude en abril pasado, compra que le brindó una posición fuerte en el mercado de estos dispositivos.
“La adquisición contribuye a crear una empresa líder con posiciones destacadas en mercados cardiovasculares de alto crecimiento. La organización combinada cuenta ahora con una línea de productos líderes en la industria, en las áreas de cuidado cardiovascular, diabetes y neuromodulación”, sostuvo Robert Blunt, director de la planta de manufactura de Abbott en Costa Rica.
Como resultado de esta organización combinada, Abbott brindará a los pacientes nuevos dispositivos médicos, mucho más especializados. En la actualidad, su planta de manufactura produce dispositivos vasculares, específicamente catéteres.
Otro de los grandes jugadores del mercado es la compañía Edwards Lifesciences, dedicada a la fabricación de válvulas del corazón y que escogió en junio pasado al país para expandir su red global.
“Elegimos Costa Rica para establecer una planta adicional de producción para nuestras tecnologías en válvulas cardiacas, porque el país tiene una mano de obra calificada y amplia experiencia en la producción de dispositivos médicos”, comentó Josué Campos, gerente general de planta para Edwards Costa Rica.
En el caso del subsector cardiovascular están presentes en Costa Rica St. Jude Medical, Boston Scientific, Volcano, Abbott Vascular, Edwards y Covidien.
Otros subsectores son el de dispositivos para diagnóstico, neuromodulación y prótesis; así como dispositivos para suministrar medicamentos, para la salud de la mujer, ópticos y dentales.
Precision Coating Co invirtió en julio pasado en una planta de producción en El Coyol. Su decisión de venir al país obedeció al reconocimiento internacional del destino como uno de los lugares más competitivos para la instalación de proyectos de inversión relacionados con este segmento.
A ella se suma Resonetics, fabricante de microláser para dispositivos médicos y la industria de diagnóstico, que abrió en octubre pasado una planta de manufactura en la Zona Franca Coyol en Alajuela. Esta firma decidió invertir en Costa Rica en respuesta a la necesidad de sus clientes de implementar mejoras en sus costos y logística.
El aumento de enfermedades cardiovasculares en el mundo es un factor que estimula el crecimiento de esta industria. Según la American Heart Association, este tipo de padecimientos son la principal causa de mortalidad, lo que representa 17,3 millones de muertes al año.
Se proyecta que esta industria alcanzará los $1,3 mil millones en los próximos seis años, de acuerdo con un estudio de la consultora estadounidense Grand View Research Inc.


LIDERAZGO EN TECNOLOGÍA MÉDICA


Hoy día los dispositivos médicos son el principal producto de exportación industrial del país, el cual se posiciona como el segundo mayor exportador de América Latina en términos absolutos (cifras en millones de dólares).

Año Exportaciones
2016 2.500
2015 2.200
2014 1.900

Fuente: CINDE


CAMBIO DE ENFOQUE


En el país operan más de 63 empresas del sector médico. En el último año, este segmento acaparó nueve proyectos de inversión y la generación de 2.324 empleos.

Vanessa Gibson

Directora de Desarrollo Corporativo y Clima de Inversión
CINDE

La presencia de jugadores globales y de una extensa base de suplidores hace que Costa Rica sea más atractiva para la llegada de más empresas multinacionales.
Por otro lado, la experiencia del capital humano costarricense en la manufactura de dispositivos médicos en ambientes controlados de polvo permite rápidas implementaciones de plantas nuevas y disminuye los costos de entrenamiento.

Robert Blunt

Director de la Planta de Manufactura
Abbott

En Abbott, tenemos la visión de reducir la carga e implicaciones de la enfermedad cardiovascular en todo el mundo. Ahora, gracias a esta organización combinada que estamos creando, vamos a poder brindar a los pacientes nuevos dispositivos médicos, realmente únicos en la industria.

Tom Burns

CEO
Resonetics

Costa Rica ha experimentado una enorme expansión en el ensamble de dispositivos médicos y creemos que es importante ser capaces de dar servicio a nuestros clientes a nivel local con componentes de alto valor, así como el establecimiento de una operación de menor costo para la exportación a otros mercados.

Carlos Wong

Gerente general
Zona Franca Coyol

La Zona Franca Coyol se ha convertido en el principal centro de exportación de implementos médicos. Particularmente en el rubro de catéteres cardiovasculares el 42% de los implementos médicos del país se exportan desde acá. Tenemos compañías que están considerando expandirse a raíz de la demanda en este segmento.

Robert DeAngelis

Presidente
PCCI

Costa Rica presentó la mejor combinación de costos operativos, talento humano y ventajas logísticas cuando consideramos las opciones para el establecimiento de un centro de manufactura. Esta inversión nos lleva aún más cerca de nuestros clientes, acortando la cadena de suministros de semanas a días.

 

Ver comentarios