Mayores compradores mundiales de petróleo implementan recortes
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

En momentos en que los productores de crudo más grandes del mundo se abstienen de emprender acciones para resolver el exceso de oferta global, los recortes en la producción por parte de sus mayores clientes están contribuyendo a absorber la saturación.

Asia compra más petróleo que todas las demás regiones, pero también representa un 8% del suministro y ha venido restringiéndose en tanto la caída del crudo desata una ola de recortes en el gasto desde China hasta Malasia. La contracción de la producción interna implicará una mayor necesidad de importaciones capaces de contribuir a sostener los precios mundiales del petróleo.

En tanto el mercado normalmente recurre a la demanda de Asia como catalizador de la recuperación del crudo, los operadores, productores y refinadores que se reúnen en Singapur esta semana para el encuentro anual del sector en Asia están prestando mayor atención al nivel que la región extrae del suelo. Se espera que China, el segundo consumidor más grande del mundo de petróleo además del quinto mayor productor, reduzca el suministro más de 6% este año.

“Estructuralmente, es un momento muy interesante para hacer negocios en Extremo Oriente”, dijo en una entrevista Chin Hwee Tan, responsable de operaciones petroleras en Asia-Pacífico en Trafigura Group con sede en Singapur. “Estamos manejando niveles cada vez más grandes en un momento en que la producción de crudo asiática disminuyó”.

La producción de Asia alcanzó su pico máximo el año pasado en 7,5 millones de barriles diarios, según datos de la Agencia Internacional de Energía que excluye a Indonesia, miembro de la OPEP. Desde entonces cayó en razón de que las compañías, particularmente las grandes empresas estatales chinas, redujeron el gasto.

Los cinco principales productores de Asia –China, India, Malasia, Indonesia y Vietnam- reducirán la producción en 255 mil barriles diarios este año y otros 309 mil barriles diarios en 2017, según Energy Aspects, una firma investigadora con sede en Londres.

La producción disminuye, pero el mercado sigue teniendo un exceso de oferta. Hay un “excedente enorme” de crudo y de existencias de combustible, según la AIE. El mes pasado, Citigroup Inc. redujo sus pronósticos de precios correspondientes al crudo Brent para el resto del año debido a los márgenes flojos de refino y a una oferta más fuerte de lo esperado.

En tanto reservas récord limitan la recuperación del petróleo mucho más allá de $50 el barril, crecen las versiones de que los productores más grandes del mundo emprenderán algún tipo de acción coordinada, como un congelamiento de la producción, para reequilibrar el mercado. Tanto Arabia Saudita como Rusia, los mayores proveedores del mundo, se comprometieron esta semana a cooperar, pero no anunciaron ninguna medida específica para impulsar los precios. El Brent subió 1% hasta $47,73 el barril a las 10:36 hora de Londres.

Arabia Saudita encabezó en 2014 la decisión adoptada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo de mantener la producción frente a una saturación creciente con la esperanza de que la caída de los precios obligaría a los productores de costos más altos a cerrar. Es lo que está sucediendo actualmente en Asia.



Ver comentarios