Logo La República

Lunes, 23 de septiembre de 2019



NOTA DE TANO


Matosas nos usó para llenar requisito en sus credenciales

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 11 septiembre, 2019

arriola cartagines

¿Por qué no pensar (de mala leche) que eso de abandonar la nave de la Selección Nacional con tanta anticipación por aburrimiento (llámese oferta laboral con ingresos económicos triplicados), estuvo en la cabeza de Gustavo Matosas siempre?

¿Por qué no pensar que el suyo fue un comportamiento prefabricado?

Atando cabos, tres argumentos podrían dar cabida a tan especulativa interrogante.

En primer lugar, suponemos que los dirigentes de fútbol, en la mayoría de los países, a la hora de escoger un director técnico para el seleccionado de su patria exigen el requisito de “haber tenido experiencia como técnico en selecciones nacionales”.

Matosas, a quien le queda mucha ruta en su profesión, no contaba con ese requerimiento antes de dirigir brevemente a Costa Rica; hoy, ya lo tiene.

Lea más: Villalobos debe asumir las consecuencias del caso Matosas

Como segundo punto, es curioso que haya desechado a Rónald González como su asistente técnico, cuando el “Carasucia” fue quien le dejó la mesa servida como técnico interino de la Tricolor.

No quiso compromiso con quien debió ser su asistente técnico "lógico”, y prefirió a Douglas Sequeira, un funcionario de la Federación de Fútbol, quien no perdería su trabajo tras la huida.

Tercero, y este argumento llama poderosamente la atención, está el caso de Martín Arriola; recordemos que el nombre del técnico del Cartaginés, amigo personal de Matosas, en su momento sonó muchísimo como el candidato más firme a convertirse en asistente técnico de la Selección Nacional.

Lea más: ¿Sabía Rodolfo Villalobos de la salida de Matosas antes de su reelección?

Sin embargo, cuando ya se cocinaba su nombramiento, don Martín manifestó a la prensa que prefería seguir como entrenador del cuadro de la Vieja Metrópoli, renunciando a toda posibilidad de pasar a trabajar como funcionario de la Casa de los Sustos.

¿Cómo y por qué Arriola renuncia a un puesto de mejor salario que le va a permitir viajar por el mundo entero y casi seguro, cobrar el alto premio en dólares que da la clasificación al Mundial, prácticamente asegurada para Costa Rica gracias al nuevo formato eliminatorio de doña FIFA?

¿Por qué Martín Arriola renuncia a convertirse en asistente técnico de Matosas y prefiere quedarse en un Cartaginés económicamente en llamas?

Estamos claros que Matosas nunca lo nombró, pero era fuerte candidato y Arriola se anticipó a su eventual escogencia, adelantando la noticia de que seguía en el cuadro de la Vieja Metrópoli.

¿Conocía don Martín las intenciones de Matosas “El breve”? Probablemente no, pero ahí se la dejamos picando.

[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.