Logo La República

Domingo, 22 de septiembre de 2019



NOTA DE TANO


Matosas maniobra a ritmo de un seguro Catar

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 02 septiembre, 2019

keylor navas

Terminó la Copa de Oro y días después la FIFA anunció cómo se jugaría la eliminatoria de la Concacaf en ruta al Mundial en Catar.

Enterado del regalo que esa señora le hacía a los “cocos” de la Concacaf, evitando que jugaran rondas previas y complicadas en ruta a la famosa hexagonal, Gustavo Matosas desapareció de escena.

Sinceramente, no sabemos si trabajó mucho en el Proyecto Gol o no hizo nada.

Desapareció de los estadios, de los medios de prensa y ahora resucitó con la convocatoria que hizo para que la Tricolor se mida con una diezmada selección de Uruguay.

Lea más: Gustavo Matosas presentó más verdades que "mentiras blancas"

Tipo inteligente, don Gustavo tiene la sartén por el mango, y se dio cuenta de que Catar ya está en sus manos.

Solo una catástrofe saca a Costa Rica de esa cita, no por calidad de juego, sino gracias al regalo de la FIFA de “meter” en la hexagonal a las selecciones con mejor rango en el escalafón al 20 de junio del 2020.

Costa Rica es una de ellas, y la hexagonal da tres cupos directos al Mundial.

Matosas sabe, y tiene toda la razón, de que con Keylor Navas en la puerta, con el grupo de defensores centrales que viene de Brasil 14, más Kendall Waston con Celso Borges, Allan Cruz y Joel Campell, le sobra y basta para clasificar al Mundial, de manera que no piensa perder su tiempo en otros menesteres.

Repasen que el timonel no suelta a su grupo de defensores centrales: Waston, Pipo, Duarte y Calvo y ni “loco” le da oportunidad a alguna figura joven de meterse en esa élite.

Lea más: Primer reto de Gustavo Matosas en la Sele será armonizar con Keylor, Bryan y Celso

Juan Pablo Vargas, Pablo Airbone, Jaikel Medina, Kenner Gutiérrez, Keyner Brown hicieron algunos intentos.

Ese centro de la retaguardia que forman Navas y los cuatro centrales es uno de los fuertes del equipo, y Matosas no lo va a desintegrar para probar talentos del calibre de Aaron Salazar, Jaylon Hadden, Ryan Bolaños, Adrián Chévez u otros.

Prueba del pánico que don Gustavo le tiene al recambio en el grueso de su nómina, es que el único futbolista joven que se consolidó y logró meter en la titularidad es Allan Cruz.

Con Allan, Matosas halló al compañero de Borges y entonces se entretiene convocando a Guzmán, Martínez, Córdoba y otros, sin plaza fija en el grupo.

¿Por qué no convoca a Michael Barrantes, de tremenda temporada?

Porque si lo llama, lo tiene que dejar, y entonces don Gustavo pierde su paz y se le enreda un pastel ya cocinado.

Igual con Johan Venegas, en cambio Ricardo Blanco no lo molesta; amén.

[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.