Más presupuesto y menos productividad en Poder Judicial
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Entre 1990 y 2016, el presupuesto del Poder Judicial aumentó continuamente al igual que el personal; sin embargo, son menos los casos que recibe y aquellos que se terminan.

Las conclusiones surgen del último informe Estado de la Justicia publicado el día de ayer.

El presupuesto real del Poder Judicial (es decir, una vez descontado el efecto de la inflación) aumentó un 574% entre 1990 y 2016, y un 317% cuando se analiza per cápita.

Sumado a esto, el personal del Poder Judicial también aumentó durante el periodo analizado.

En 1990 había 120 miembros del Poder Judicial por cada 100 mil habitantes, cifra que creció hasta alcanzar las 243 personas el año pasado.

Los jueces, fiscales y defensores aumentaron al mismo ritmo, pasando de 10, 2,4 y 2,9 cada 100 mil habitantes respectivamente a 26,4, 11,5 y 10.

Pese a estos datos, los casos terminados por juez de primera y única instancia han ido en continua disminución, al pasar de 534 en 1994 a 491 en 2016.

Además, los casos entrados por cada juez también disminuyeron, de 765 en 1990 a 529 en 2015, último dato disponible.

Todo esto ha generado que el costo por cada caso terminado aumentara un 62% real, al pasar de ¢223 mil a ¢361 mil en solo los 15 años comprendidos entre 2000 y 2015.

En tanto, los casos en trámite por cada 1000 entradas aumentaron, al pasar de 812 en 2002 a 1.063 en 2015.

 

 
Ver comentarios