Tribunales de flagrancia aumentaron población carcelaria
Foto archivo/Gerson Vargas/La República.
Enviar

La entrada en operación de los tribunales de flagrancia generó un incremento considerable en la población carcelaria del país en los últimos diez años.

Así lo dio a conocer el Segundo Informe Estado de la Justicia, acerca del desempeño del Poder Judicial.

El Poder Judicial inició como plan piloto, en 2008, la creación de los Tribunales de Flagrancia, convirtiéndose en una fuente de privados de libertad.

Entre 2005 y 2008, la mitad o menos de las sentencias dictadas por los tribunales penales fueron condenatorias. A partir de 2009 y hasta 2015, esa proporción comenzó a crecer llegando casi a dos terceras partes de los fallos emitidos en procesos ordinarios y más del 80% en los tribunales de flagrancia.

Además de los nuevos tribunales, el aumento de sentencia condenatoria en juicios ordinarios, y la frecuencia y duración de la prisión preventiva, son las causas principales de aumento del 60% de la población carcelaria por cada 100 mil habitantes, en la última década.

Los trámites por delitos de flagrancia pasaron de representar un 2% en 2008 a un 34% en 2015, es decir de 79 condenas en aquel año a 3.040 en 2015.

Esta situación ha generado también una presión al Poder Judicial por la creación de nuevos centros penitenciaros o ampliación de los existentes, proceso que no se ha dado en correlación con el aumento de presos.

En un caso hipotético, de no haberse creado los tribunales de flagrancia, es decir suprimiendo los datos de las sentencias condenatorias dictadas por estos juzgados, la sobrepoblación carcelaria se habría reducido un 38% al 2015, con base en los Anuarios Judiciales.

El estudio fue realizado mediante modelos estadísticos multivariados, aplicación de software de análisis de redes, mapeo de indicadores por circuitos judiciales y grupos focales, entre otros.

 
Ver comentarios