Más de la mitad de turistas realizó deporte de aventura en Costa Rica
Enviar

Además de pensar en playas paradisiacas, ríos con aguas color celeste y bosques lluviosos copados de animales y frondosa vegetación, Costa Rica resulta ser un destino para los aventureros y quienes desean practicar deportes extremos.

Un estudio realizado a no residentes en los aeropuertos internacionales de nuestro país demostró que un 56% de los encuestados en el periodo 2015-2017 realizó actividades de aventura, según el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Pese a que no es el objetivo principal del estudio, este permite agrupar por sectores, las actividades que vienen a realizar en el país. Además de aventura, categorizaron las actividades por: Sol y Playa, Ecoturismo, Deportes, Bienestar y Turismo Cultural.

Por otra parte, Costa Rica se encuentra en el top 3 de los destinos de aventura emergentes en el mundo y consideran que otros países de Latinoamérica (Perú, Chile y Cuba) regionalmente ofrecen la mezcla perfecta entre naturaleza y cultura que busca el viajero actual, de acuerdo con la prestigiosa Red de Agentes de Viajes de lujo Virtuoso.

Costa Rica, por su lado, cuenta con una amplia oferta de turismo de aventura que incluye rafting, kite surfing, canopy, rappel, trekking o hiking, climbing, canyoning, bungee jumping y tubing, entre otros.

Sin embargo, al 56% de visitantes que practican estas actividades de aventura, hay que agregarle otras categorías, de aquellos que realizaron deportes tradicionales como pesca deportiva, surf, golf, ciclismo de montaña o actividades ecuestres, para nombrar algunos ejemplos.

Esta oportunidad para estimular el turismo deportivo no ha sido pasada por alto y será uno de los aspectos a trabajar del gobierno del presidente Carlos Alvarado, quien prometió en su plan de gobierno vincular el deporte en las campañas turísticas nacionales como un ingreso de divisas y desarrollo de las economías regionales.

“Hemos trabajado arduamente en fortalecer las estrategias de mercadeo y atracción de líneas aéreas, diseñar nuevos productos, incursionar en mercados sumamente rentables y presentarnos internacionalmente con nuestra nueva identidad turística”, resaltó Mauricio Ventura, exministro de Turismo.

Un ejemplo de una actividad con potencial económico es la pesca deportiva, cuyo impacto económico es significativo por el poder adquisitivo de las personas que viajan a Costa Rica para practicarlo.

Para el periodo 2013-2017, el 6% de los turistas que ingresaron por vía aérea indicó que realizó pesca deportiva entre sus actividades.

“En promedio, el turista que viene a hacer pesca deportiva gasta diez veces más que el visitante promedio. Un pescador desembolsa entre $1 mil y $1.500 a diferencia del resto que por día gasta entre $100 y $125”, dijo Jeff Duchesneau, gerente de Marina Pez Vela.

Diferentes federaciones y asociaciones han doblado esfuerzos para que Costa Rica sea un destino para practicar deportes de toda índole.

Nuestro país ya fue sede del Campeonato Mundial de Pesca, Mundial de Surf, Mundial de Aventura, Mundial Femenino Sub 17 y Centroamericano de tiro, entre otros.

Esta serie de eventos fungieron como una ventana a otro tipo de actividades en el país y sirvieron como vitrina hacia él.

Durante el primer trimestre de 2018 se registraron casi 970 mil llegadas por todas las vías según el ICT y se espera un aumento progresivo.

Vía aérea

Estimación del porcentaje de turistas que realizaron los siguientes grupos de actividades.

201805091509470.530.jpg


Ver comentarios