Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Senderismo a Cerro Pelado lo invita a ver lluvia de meteoros

Walter Herrera [email protected] | Lunes 23 abril, 2018



Uno de los espectáculos más impresionantes este año podría avistarse el 6 de mayo cuando la Tierra atraviese una avenida de partículas que dejó atrás el cometa Halley en lo que será una de las más importantes lluvias de estrellas del año.

Para esta época resulta ideal combinar el deporte por medio del senderismo y caminar para hacer actividad física y atestiguar algo espléndido.

Este año, uno de los puntos más favorecedores para observar el fenómeno será el popular Cerro Pelado en Guanacaste.

El grupo Senderismo Costa Rica organiza tours para esta fecha, para que las personas atestigüen la lluvia de estrellas.

“El año pasado tuvimos a unas 100 o 150 personas. Incluimos transporte desde San José, servicio de guías, desayuno al bajar el cerro para un costo total de ¢25 mil”, comentó Isaac Arce, encargado operativo de Senderismo Costa Rica.

El recorrido desde la entrada hasta la cima de la montaña puede tardar de 30 minutos a una hora aproximadamente.

“Salimos el 5 de mayo a las 10 p.m. de San José y pasamos por Heredia y Alajuela y tardamos unas tres o cuatro horas”, dijo Arce.

Las Eta Acuáridas son las causantes de este fenómeno que ocurre desde antes de la existencia de la humanidad.

“Este cometa se mueve de manera periódica por el sistema solar, se va a los diferentes rincones y regresa, y a su paso deja una estela de partículas. La Tierra al darle la vuelta al Sol se cruza con estas estelas en su trayectoria”, explicó Alejandra León, directora ejecutiva de la Academia Nacional de Ciencias (Cientec).

La especialista en astronomía observacional comentó que estos meteoros que circulan la atmósfera por lo general son tan pequeños como un grano de arroz pero los más grandes, llamados bólidos, brillan más y son más fácilmente reconocibles al ojo humano.

Las Eta Acuáridas se ven mejor en las horas antes del amanecer, lejos del brillo de las luces de la ciudad.

Desafortunadamente, para esta época del año la Luna está en una de sus principales fases, lo cual genera cierta dificultad para observar los meteoros.

“El problema de la Luna es que opaca el cielo, entonces hay que ver en el otro sentido, es tan brillante que no vemos el cielo profundo”, añadió León.

Se espera que sean vistos alrededor de 30 meteoros por hora en el pico de la lluvia y en la mejor de las condiciones meteorológicas, pasada la medianoche.

También se podrá observar Júpiter a partir de las 8 p.m., ubicado al este del firmamento. Al oeste se acuesta Venus después del Sol, aunque es muy visible a la vista, dijo León.

“También podrá verse Marte, pero el mejor momento para observarlo es en julio, que está en su máximo apogeo. Marte no se ve tan grande desde el 2003 debido a la cercanía con la Tierra”, concluyó la astrónoma observacional.


NOTAS RELACIONADAS