Más de 1.600 trabajadores obtuvieron licencia para cuidar menores enfermos
Enviar

Unos 1.637 trabajadores se han acogido a una licencia temporal para cuidar a un menor de edad con problemas agudos de salud.

Se trata de dos tipos de licencias: una que permite el acompañamiento a los niños gravemente enfermos que estén en riesgo de muerte; y la otra facilita el cuido de menores en un periodo de convalecencia (por ejemplo tras una cirugía o un procedimiento de quimioterapia o radioterapia).

Estas licencias son administradas por la Caja, disponen del financiamiento del Fondo de Asignaciones Familiares (Fodesaf) y se otorgan desde julio pasado.

Estos 1.637 beneficiados representan una erogación de ¢849,3 millones a la Caja; ya que se interpreta como un permiso sin goce de salario.

El subsidio que recibe el cuidador es proporcional al salario.  Si la persona tiene un salario equivalente a dos salarios base o menos, la Caja reconoce un subsidio igual al salario.

Si es equivalente a dos o tres salarios base el subsidio equivale al 80% y si la persona tiene uno mayor a tres salarios bases, el subsidio es del 60% durante el tiempo en el que se prolongue la licencia.

Estas licencias se otorgan por un periodo de hasta tres meses prorrogables a otros tres. El cuidador además del requisito médico, debe haber cotizado al seguro de enfermedad y maternidad al menos tres meses antes del otorgamiento del permiso.


Ver comentarios