Caja gastaría el 1% de sus ingresos en licencia por maternidad
Unas 17 mil mujeres recibieron el subsidio por maternidad el año pasado durante cuatro meses, lo que significó un gasto de ¢17 mil millones para la Caja, mientras que el otro 50% lo cubrieron los patronos. Shutterstock/La República
Enviar

Un proyecto que pretende exonerar a las empresas del pago de la licencia por maternidad, trasladando la totalidad del costo a la Caja Costarricense de Seguro Social, se discute en la Asamblea Legislativa.
El proyecto fue presentado por Otto Guevara, diputado del Movimiento Libertario.
De aprobarse, esto significaría unos ¢34 mil millones al año, es decir, casi el 1% del presupuesto de esa institución, si se mantiene el ritmo de embarazos de los últimos años.
La idea de Guevara es que los empleadores no discriminen a las mujeres a la hora de hacer contrataciones, ya que en estos momentos están obligados a pagar el 50% del salario que recibe la trabajadora durante la incapacidad de cuatro meses, asimismo, tienen que invertir en el reemplazo durante ese mismo lapso.
“Si separamos las cuentas de la Caja, nos daremos cuenta que la cotización que ya hacen los asegurados para sufragar la licencia por maternidad alcanza de sobra para sufragar a las mujeres que disfrutan de esta incapacidad. No hay razón para seguir viendo el gasto de la Caja como uno solo, sobre todo, cuando la brecha del desempleo entre hombres y mujeres es tan alta”, dijo Guevara.
El año pasado 17 mil mujeres recibieron el subsidio por maternidad, el cual pagaron la Caja y las empresas por partes iguales, ya que la ley establece que el 50% de la incapacidad debe ser cubierto para cada una de las partes.
Sin embargo, el sindicato de la Caja rechaza desde un inicio la propuesta del libertario y la considera “un descaro” y el mayor retroceso en materia laboral de la historia si se logra aprobar.
El futuro de la iniciativa es incierto en estos momentos, ya que los actores políticos y sociales no han revisado la propuesta a profundidad.
“Es difícil dar una respuesta inmediata a esta iniciativa, ya que lo primero sería hacer un análisis de los beneficios que podrían derivarse de una reducción en la discriminación contra la mujer, versus la capacidad económica de la Caja para hacerle frente a este eventual nuevo gasto”, dijo Rónald Jiménez, presidente de la Uccaep.

201601262017070.rec8-1.jpg
201601262017070.rec8-2.jpg

Ver comentarios