Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



ACCIÓN


Maritta Alvarado es la primera tica en escalar la “montaña más bella del mundo”

Walter Herrera [email protected] | Miércoles 14 agosto, 2019

montaña con hielo y laguna azul
En la cúspide del Alpamayo, las temperaturas de -25 recibieron a los montañistas ticos. Mountain Adventures/La República


Declarada la montaña más hermosa del mundo desde 1966 por la revista Alpinismus, la geóloga y montañista tica, Maritta Alvarado, se convirtió en la primera tica en escalar Alpamayo, una cima en la Cordillera de los Andes en Perú.

A ella la acompañó Marco Rodriguez de Mountain Adventures, quien también es el primer hombre en alcanzar esta cima, pese a que Warner Rojas subió el Pequeño Alpamayo, en Bolivia.

PAREJA EN HIELO

Antes de iniciar el ascenso, ambos realizaron trekking a la Cordillera Huayhuash con un grupo de ticos, para un total de 140 kilómetros a lo largo de diez días entre los glaciares.

Este trekking les dio la preparación y aclimatación correcta para enfrentar la dificultad física y técnica de Alpamayo.

Descansaron cuatro días y, posteriormente, se encaminaron a subir esta montaña, a lo largo de siete días.

Lea más: Realice senderismo en comunidad indígena cabécar en ruta de 10 km

La primera caminata es de ocho horas hacia el campamento que se encuentra a una altitud de 3.890 msnm.

Ahí pasaron la noche a -5 grados Celsius, la cual fue la velada más cálida de todas.

“El segundo día de caminata era el último cuando estuvimos en zona segura, ya que ahí se encuentra el campo base de Alpamayo, después de ese campo base dejamos la tierra firme y empezamos un ascenso demasiado fuerte, en total son 2 km de ascenso, en los cuales se dura entre las tres y las cuatro horas ya que desde ese punto (campamento base) hay que cambiar con todo equipo, es decir 30 kg en la mochila”, señaló Rodríguez.

montaña hielo y laguna azul

El tercer campamento es en el glaciar, donde es más riesgoso y se duerme al filo del precipicio a una altitud de 4700 msnm. 

Al día siguiente realizaron una caminata en hielo de unos cuatro kilómetros, donde el ascenso es continuo, sin descanso, pues corresponde a una zona de avalanchas y con grietas profundas.

“Necesitás salir rápido de ese lugar; llegás a un punto que hay una pared de unos 350 metros que tenés que escalar, después de nueve horas escaldando pudimos llegar al campamento de aproximación a la cumbre, de ahí a la cumbre son 400 mts en vertical, con una pared de hielo de 90 grados donde bajan avalanchas”, agregó Rodríguez.

Lea más: Sitio web ofrece manual para hacer cañonismo en recónditos paraísos costarricenses

Antes de realizar el último ascenso, a 5.500 msnm, cenaron y se prepararon para salir horas después con temperaturas de -25 grados Celsius.

La inclemencia del clima no les permitió escalar la última vertical, y lo más seguro fue abortar.

A partir de ahí realizaron un descenso.

Un grupo de escaladores suizos optó por subir, y una avalancha tuvo fuertes consecuencias, mandíbulas rotas, cuerpos cortados, piernas rotas y más debido a la caída de hielo.

Once horas después, llegaron al campamento y culminaron la faena.

“Nadie en ese día pudo hacer cumbre; sin embargo, somos dichosos en ser los primeros ticos en haber pisado dicha montaña y Maritta, la primera mujer en estar en Alpamayo, escalando a la par de escaladores muy experimentados, dejando en evidencia que las mujeres ticas son fuertes, ya que de mujeres era la única tica en hacerlo”, concluyó.


NOTAS RELACIONADAS