Madre e hija buscan traer gastronomía italiana hasta su mesa
Enviar

Un viaje a Italia llevó a Milena Alvarado y su madre a poner un restaurante en Costa Rica inspirado en su gastronomía, con un concepto que les permitiera deleitar el paladar de los clientes que las visitan, para probar sus pastas y su afamado postre los “cannoli”.

“El restaurante se convirtió en un proyecto muy familiar. Mi mamá está casi siempre en la cocina, mi papá nos ayuda con las bebidas y mis hermanos atendiendo, lo que lo se vuelve un ambiente muy ameno, porque el calor de mi familia es el que los atiende”, comentó Alvarado.

En su menú, se puede encontrar todo tipo de comidas como ensaladas, platos fuertes, pizzas, pastas, opciones para niños y postres, todos inspirados en recetas italianas.

“Nuestro producto estrella son los ‘cannoli’, un postre italiano originario de Sicilia, entonces hicimos una receta “tico italiana” con el apoyo de un chef, ha sido una locura y a la gente le ha encantado”, dijo la emprendedora.

Desde su apertura en enero, Alvarado ha buscado innovar en el menú y probar con diversos platillos que sean del agrado de los comensales, proceso que los ha llevado a tener casi 20 mil seguidores en su página de Facebook.

Asimismo, una de las cosas que les ha enseñado sobre el emprendimiento y los negocios, ha sido la experiencia laboral de su esposo, quien es el propietario de Pizza Pata, un restaurante pizzería, ubicado en diversas partes del país.

“El conocimiento que tiene sobre logística me ha ayudado mucho y también llega los fines de semana al restaurante. Lo bonito es que la familia se unió por una misma meta y se convirtió en un negocio donde todos opinamos, ya que cada uno aporta su granito de arena”, expresó.

La respuesta de los comensales no se ha hecho esperar, su local y sus platillos han sido bien recibidos por parte de los visitantes, aseguró la emprendedora.

“Nuestro objetivo es dar ese valor familiar que nos ha caracterizado siempre, que nuestros clientes se sientan como en casa, por eso el diseño y la decoración fueron inspirados para convertir el local en un lugar acogedor. Lo más importante es que sientan el cariño tanto en la parte gastronómica como en la atención”, explicó Alvarado.

Como parte de los proyectos que tienen, está abrir una “Ventanita de los cannoli”, así como otro restaurante en Santa Ana y Escazú, a solicitud de los clientes.

También realizar un festival de café y “cannoli”, este año en Curridabat.

“Ser emprendedor requiere mucho trabajo, tiempo, dinero y esfuerzo, el asunto es ser persistente, buscar contactos, hablar con personas que hayan logrado meterse en el ambiente para que puedan darnos consejos, el apoyo familiar también se convierte en un pilar muy importante”, finalizó la joven.

Sobre la empresa

El horario de atención es: miércoles y jueves de 11.30 a.m. a 7.30 p.m., viernes y sábado de 11.30 a.m. a 9.30 p.m. y domingos de 12 m.d. a 5 p.m.

Nombre La Góndola di Freer

Concepto Restaurante y cafetería

Ubicación Costado este de la Pops de Curridabat

Contacto 4082-7249 o [email protected]

Página La Góndola di Freer (Fb)


Ver comentarios