Álvarez financiaría tren bajo esquema “gobierno a gobierno”
“Arrancaríamos con lo que ya está avanzado para no perder tiempo y así lograr que el tren sea una realidad. Las opciones de irnos con China o con España están sobre la mesa”, asevera Antonio Álvarez, candidato de Liberación. Archivo/La República
Enviar

Un tren eléctrico interurbano que viaje desde Paraíso en Cartago hasta Ciruelas en Alajuela, y que además conecte con el tranvía que planea la Municipalidad de San José, es lo que propone Antonio Álvarez Desanti, candidato de Liberación Nacional, como una alternativa para descongestionar algunas de las principales vías del país.

A diferencia de sus competidores que promoverían alianzas público-privadas para financiar la construcción del tren, Álvarez cree que la mejor forma de hacerlo es bajo el esquema de “gobierno a gobierno”, tal como hizo para impulsar la ampliación y mejora de la ruta 32 y la fallida refinería de Soresco, ambas con la República Popular China. 

Bajo este modelo, Costa Rica obtendría un préstamo en mejores condiciones —en cuanto a costo y tiempo—, en comparación con una concesión, además de cierto componente de colaboración.

El futuro socio se aseguraría una venta millonaria y posiblemente el mantenimiento del servicio por un largo periodo. 

Álvarez no ha definido cuál país le daría contenido económico al proyecto, pero en principio se trataría de España o de China.

“Arrancaríamos con lo que ya está avanzado para no perder tiempo y así lograr que el tren sea una realidad. Las opciones de irnos con China o con España están sobre la mesa para llegar a un acuerdo de gobierno a gobierno, que abarate el costo y reduzca los plazos y los tiempos, es lo mejor. Hay dos propuestas, que van desde $600 millones hasta $1.400 millones, en ambos casos, no creo que sea difícil lograr el financiamiento, ya este tipo de proyectos son muy exitosos a nivel mundial”, aseveró Álvarez.

El verdiblanco estaría interesado en construir pasos elevados en los puntos de mayor densidad de tráfico, por lo que se reduciría considerablemente el peligro de accidentes entre el tren y vehículos particulares, tal y como sucede regularmente hoy día.

Para Álvarez, el proyecto del tren debió ejecutarse desde hace mucho tiempo, pero “este gobierno del PAC no tiene ni idea, ni noción de para dónde va y su modo de operar es la improvisación”.

Lo que sí descarta el aspirante verdiblanco es la posibilidad de construir un metro, como proponen otros candidatos, ya que el costo sería muy alto, mientras que un tren sería igual de eficiente a un menor precio.

Entre los planes de Álvarez se encuentra unificar el tren eléctrico con el tranvía josefino que planea Johnny Araya, alcalde de San José, el cual uniría la Estación del Atlántico con Pavas.

La principal ventaja de poner en funcionamiento un tren para la Gran Área Metropolitana sería un incremento en la productividad nacional, gracias al ahorro anual de unos 12 millones de horas persona, comparado con las opciones actuales, ya sea del Incofer o de bus, al suponer 100 mil pasajeros al día, según un cálculo hecho por LA REPÚBLICA.

Además, se reduciría el tiempo perdido en las presas viales, al incrementar el porcentaje de la población que aprovecha la nueva opción, así como la mitigación de la contaminación, ya que el impulso del tren-GAM sería 100% eléctrico.

Otro punto a favor, es que la primera fase entre Cartago y el Coyol estaría en operación en unos dos años, dado que la vía ferroviaria ya existe, seguida por la segunda fase en el mismo lapso.


De hecho, gran parte de esta planificación quedó hecha por Miguel Carabaguíaz, presidente del Incofer entre 2005 y 2014.

 

 
Ver comentarios