Nos deja el tren
Enviar

El proyecto del tren urbano propuesto por el Gobierno cuenta con una importante serie de beneficios, como la rapidez, así como una ruta que serviría a grandes partes de la población urbana.
Por otro lado, quedan varias dudas acerca de un proyecto, cuya construcción debe iniciarse a más tardar en dos años, según Guillermo Santana, presidente de Incofer, sin siquiera contar con los estudios técnicos o económicos.
Una opción sería la de regresar al proyecto diseñado por la administración anterior, que todavía se encuentra en Mideplan, y que quedó listo para licitarse, en caso de que el nuevo no se realizara; no obstante, este plan actualmente está ignorado.
Mientras tanto, el país pierde millones de horas diarias en el tránsito urbano raquítico, lo que afecta la eficiencia laboral, además, hay un deterioro de la calidad de vida de muchas personas.
En ambos casos, se trata de un tren eléctrico, de doble carril, operando los siete días por semana, cada uno con sus características distintas.
En este análisis, La República enseña los principales elementos del plan actual, que en este momento tiene prioridad, así como los del proyecto anterior.

201601272113250.recuadro-10-11-1.gif
201601272113250.recuadro-10-11-2.gif

Ver comentarios