Enviar
Viernes 30 Mayo, 2014

Que el MEP pueda dedicarse a generar pensamiento y a depurar el sistema educativo nacional con el deseo de que la educación sea un motor de transformación social


Luis Guillermo y la huelga

El gobierno de Luis Guillermo Solís ha iniciado con algunas pifias y el rumbo tomado se muestra incierto y nada alentador para la educación por el incumplimiento del pago de salarios a los educadores para garantizar el derecho a la educación.
De acuerdo a los educadores todos los años pasa lo mismo, y ya es hora de poner las finanzas en orden y a cada uno en el lugar que corresponde, los estudiantes en las escuelas y colegios y los maestros y profesores trabajando en las aulas.
El Ministerio de Educación es el responsable de la administración de los fondos destinados a educación a través del presupuesto nacional de la República, es aquí donde se debe intervenir como primer paso hacia la descentralización del MEP y encomendarle funciones más estratégicas y de dirección respecto al tipo de educación que demanda el país.
Hace unos años se hablaba de darles potestades a las municipalidades para el manejo del tema de la educación y con justa razón hubo comentarios en contra, porque muchos o casi todos los municipios desconocen los contenidos de esta materia y sería una apuesta muy riesgosa para la educación pública.
Una propuesta sería empoderar a cada escuela y colegio con recursos económicos para que sean esas entidades las que paguen sus planillas y sean ellas mismas las que verifiquen quienes están a derecho con sus obligaciones para aplicarles deducciones o bien pago de horas extraordinarias y demás.
Ahora, si esta propuesta no tuviera asidero entonces que sea la oficina regional de educación la encargada del manejo de todo el tema administrativo y legal, todo con la finalidad de quitarle funciones al MEP y transferirlas a las oficinas mencionadas, para que el MEP pueda dedicarse a generar pensamiento y a depurar el sistema educativo nacional con el deseo de que la educación sea un motor de transformación social.
Es importante mencionar, que para garantizar la consolidación del proceso de descentralización en las modalidades mencionadas y para garantizar la consolidación del nivel central en su rol subsidiario, normativo, facilitador, asesor y de formulador de políticas educativas, es necesario horizontalizar la educación porque al momento el sistema es muy vertical y el modelo de desarrollo y progreso son insostenibles.
La descentralización a través de la autonomía no es absoluta, pero debe ejercerse dentro de las normas que la regulan y con sujeción a las demás leyes de la República. En caso de infracción y abuso, cabe la intervención de instancias estatales intermedias o superiores, según el caso, potestad que debe estar debidamente normada y tipificada.
Finalmente, las lecciones perdidas son irrecuperables y mientras tanto los estudiantes siguen a la espera del mejor desenlace para regresar a clases. Está claro que la condición o falta de pago es el factor de unión y solidaridad de los docentes y se espera de parte del gobierno respuestas oportunas y viables.

Luis Fernando Allen Forbes

Director ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare
e-mail [email protected]