Enviar
En los próximos 100 días de gobierno, la Presidenta de Costa Rica tendrá su primera prueba de liderazgo
Los tres retos de Laura
Concesión de puertos de Limón, apertura eléctrica y alto déficit fiscal aguardan a la nueva mandataria

Laura Chinchilla Miranda es sin dudas una mujer valiente. A nuestra primera Presidenta le esperan temas complejos de índole social, económica y ambiental.
Ser sucesora de Oscar Arias no será tarea fácil, ya que su marcado liderazgo dejó una agenda de temas pendientes que ineludiblemente deberá asumir.
En general, los primeros 100 días de un presidente resultan más que una cifra cabalística, y en el caso de Chinchilla es un periodo trascendental para demostrar su capacidad para resolver problemas.
Aparte de los desafíos a largo plazo que tiene el país en seguridad ciudadana, infraestructura, educación y salud, tres retos puntuales saltan en la agenda de asuntos pendientes:

1. Limón: cambio de timón

Antecedentes
Inseguridad, pobreza y corrupción se han entre mezclado con el grave problema de las drogas, azotando al pueblo del puerto más importante del país, donde se trasiega el 80% de lo que importamos y exportamos. Existe un plan que pretende sacar a Limón de su rezago, el cual fue propuesto por el gobierno de Oscar Arias y consiste en tres proyectos: modernizar la infraestructura actual, construir un nuevo muelle especializado y desarrollar un programa para convertir a la ciudad en un centro de atracción turística, a la vez que se mejoran las condiciones de vida de los habitantes. En total el plan promete invertir unos $1.000 millones y generar alrededor de 3.500 puestos de trabajo, bajo el concepto de permitir al sector privado desarrollar y operar las nuevas instalaciones.
Problema
El descontento social de algunos grupos que adversan este plan millonario convoca a una resistencia, que ya ha generado brotes de violencia. Tendrá que enfrentar al ex sindicato de la administración del puerto que recientemente fue diluido y ahora reclama ser víctima de un golpe en su contra por parte de varios intereses económicos.
Solución
Limón requiere intensiva y pronta inversión social. Para ello es vital activar al máximo la capacidad del INA, un plan de reconversión productiva y ampliar fuentes de financiamiento para microempresas. De este modo, muchos limonenses que en el pasado no han sido beneficiados por el sindicalismo, tendrían posibilidad de encontrar mejores trabajos, un cambio de mentalidad que podría asegurar el éxito de la modernización
Lo que dice Laura
“Vamos a prestar atención al desarrollo de Limón, sabemos que con la concesión se crearán nuevas fuentes de empleo y el proyecto Limón Ciudad - Puerto va a permitirnos impulsar un plan estratégico en áreas como el empleo y la mejora en la infraestructura. De igual modo incrementaremos la seguridad en toda la provincia”.

2. Apertura eléctrica

Antecedentes
El país tiene la necesidad de duplicar en una década la capacidad instalada actual de generación de 2 mil megavatios. Para ello, se propone la participación de empresas privadas, ya que la inversión estimada es de $10 mil millones, y el Instituto Costarricense de Electricidad no dispone de los recursos financieros y humanos para realizar la expansión en poco tiempo. Ante ello, el gobierno de Arias propuso un proyecto de ley para abrir el mercado de producción eléctrica, solo para plantas que utilicen recursos renovables, el cual a su vez ayudaría a eliminar la dependencia de producción térmica, es decir a base de combustibles, y así alcanzar la meta de carbono neutral para 2021. Por su parte, Chinchilla ha indicado que este proyecto será una prioridad para su administración.
Problema
El proyecto de ley debe pasar por el vía crucis legislativo, donde las posturas ideológicas de algunos grupos prometen un lucha férrea en contra de la iniciativa. Se complica el asunto, dado el hecho de que la apertura implica un cambio constitucional, de modo que la aprobación requiere el apoyo de dos tercios de la Asamblea, mientras el partido oficialista todavía no logra concertar un máximo de 38 votos necesarios.
Solución
Consensuar un nuevo texto del agrado del Movimiento Libertario, que ha indicado que probablemente apoye el proyecto, así como de unos cinco diputados independientes adicionales.
Lo que dice Laura
“Es un tema vital para el desarrollo del país. A partir del próximo año y hasta 2016, Costa Rica deberá empezar a operar al menos 14 plantas eléctricas más, para abastecer su demanda de energía, por lo que la apertura del mercado de la electricidad será una de las prioridades de mi gestión”.


3. Déficit fiscal
Antecedentes
El gobierno de Oscar Arias tuvo que atravesar una fuerte crisis financiera mundial, en la cual la economía costarricense se contrajo, produciendo así una disminución de los ingresos del Estado. Para compensar el decrecimiento en la recaudación de impuestos, el país tuvo que recurrir a un mayor endeudamiento, lo cual incrementó en un 45% la deuda total del país respecto al Producto Interno Bruto. Sumado a ello, Arias mantuvo abierta la llave del gasto, con el propósito de favorecer la inversión social, con programas como “Avancemos” en la educación, aumento de pensiones no contributivas y un incremento en el número de plazas en el sector público.
Problema
Estrenándose en la silla presidencial, Laura se encuentra ante una paradoja. Por un lado, es probable que deba mantener el gasto social al mismo nivel que su predecesor, pero sin la posibilidad de disponer de los ahorros que le había dejado la administración Pacheco.
Solución
La fórmula más optimista es considerar que al haber terminado la crisis económica, el nivel de los impuestos incrementará, y así el problema desaparece.
Sin embargo, si no hubiera un auge productivo en la economía, la forma más sana para enfrentar este problema es aumentar los ingresos, al mejorar la recaudación de impuestos actuales, frenando la evasión y buscando una mayor eficiencia en el cobro. Se podría además recurrir al endeudamiento, al menos como medida temporal, sin embargo esto causaría un incremento en el costo de la deuda, para los sectores público y privado.
Lo que dice Laura
“No vamos a entrar al Gobierno con una reforma fiscal sobre la mesa, pero sí vamos a observar el panorama con más detenimiento, para analizar si es posible presentar algunas iniciativas que eleven la recaudación. Todo lo veremos conforme pase el tiempo y veamos el comportamiento de la economía”.

Luis Alberto Muñoz
[email protected]
Ver comentarios