Limón despedazó sus propias estadísticas
Michael Barrantes ha sido uno de los jugadores destacados en Limón y desnudó las fallas en defensa de Saprissa. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

A pesar de cerrar el campeonato con un tropezón con tres derrotas al hilo en las jornadas 20, 21 y 22, Limón despertó en el momento más importante y dejó a su paso una temporada regular con estadísticas muy positivas que confirman el buen momento del conjunto caribeño.

Esta “Tromba” firmó varios hitos y su más reciente obra se la pintó al Saprissa luego de propinarle la peor paliza en su historia. El 5-1 en el Juan Gobán es una marca impuesta por los limonenses en la piel del Monstruo que nunca se la podrán quitar hasta que llegue otro equipo a estampar su firma.

En 2.375 juegos de campeonato nacional en su historia los morados no registraban ninguna goleada de esta índole.

Esto lo logró de la mano de un grupo de jugadores y un cuerpo técnico guiado por Horacio Esquivel como el capitán del barco.

Con piezas vitales y de experiencia en cada fila montó un batallón letal. Con 43 anotaciones, Limón fue el equipo más goleador del torneo en las 22 fechas.

La afición le debe gran parte del botín a su delantero de 35 años, Erick Scott, goleador del torneo y cañonero que entró a la historia luego de anotarle a Saprissa para alcanzar la cifra mágica de 21 goles, con los que superó los 20 de Ariel Rodríguez, exmorado, como máximo anotador en torneos cortos.

El 43% de los goles verdiblancos llegó a manos de Scott y el único equipo que no recibió la metralla del atacante de Limón fue Carmelita, los restantes diez equipos no recibieron piedad.

La gestión de fútbol en el cuarto de máquinas es una de las razones para que Scott haya celebrado 21 veces.

Jugadores como Miguel Marín, Michael Barrantes, Kareem McLean y Luis Pérez le colocaron frente al marco en un sinnúmero de ocasiones, lo cual le facilitó el trabajo al goleador nacional.

Además, el Juan Gobán se convirtió en la Fortaleza del Caribe. Perdieron solo en una ocasión esta temporada, empataron dos veces y se llevaron los tres puntos en ocho oportunidades.

El público se hizo presente y apoyó a su equipo durante todo el torneo. Solo en el Verano recibió aproximadamente a 12 mil aficionados, mientras que en los torneos de Verano e Invierno 2016, llevó apenas a 2 mil personas más que en el actual.

Esta comparación de los dos torneos anteriores con el actual también dejó números interesantes.

Sin contar el juego cuadrangular ante los morados, Limón hizo ¢58 millones en taquilla, en comparación a los ¢51 millones que hizo en los torneos el año pasado.

Este 2017 incluso anotó más veces en 22 juegos que en los 44 partidos de todo 2016. Rompió las redes 43 veces en la temporada regular recién culminada, mientras que en todo el año anterior apenas alcanzó los 37 goles.

Los números lo avalan y los resultados y el fútbol implementado por el equipo no los decepcionan. Limón es uno de los candidatos a dejarse la cuadrangular y llegar a una eventual final nacional.

 

Fase regular

 

Verano 2017

Taquilla: ¢58 millones
Asistencia al estadio: 12 mil
Goles a favor: 43

 

Verano e Invierno 2016

Taquilla: ¢51 millones
Asistencia al estadio:13.800
Goles a favor: 37

 

 

Ver comentarios