Legado de Porsche choca con su pasado nazi
Enviar

Legado de Porsche choca con su pasado nazi

Ferdinand Porsche, fundador de la automotriz que fabrica el auto deportivo 911, creó el primer híbrido hace más de cien años y diseñó el Escarabajo Volkswagen original. Esos logros no cuentan demasiado en su ciudad natal.
Ese legado será puesto nuevamente a prueba en momentos en que está a punto de inaugurarse una nueva exposición en el poblado checo de Vratislavice nad Nisou, donde se crió Porsche y los vecinos se oponen a los esfuerzos municipales de asociarlos con el pionero de la industria automotor.


Durante el comunismo, los autos deportivos Porsche eran mal vistos como símbolo de los excesos capitalistas. Luego, la relación del ingeniero con los nazis lo convirtió en una figura controvertida en la región anexada por el régimen de Adolf Hitler.
“No se ha publicitado que Porsche nació aquí”, dijo Milan Bumba, habitante de Vratislavice que quedó fascinado por la marca en los años 80 y desde entonces trata de promocionar la relación del pueblo con el ingeniero automotor. “Hay décadas de la carrera de Porsche como ingeniero que son fascinantes y ha dejado una marca en la historia”.
Gracias a Bumba, que financió emprendimientos relacionados con los autos en parte echando mano de los ahorros de su esposa para una cocina nueva, una nueva exposición privada de 25 vehículos abrirá sus puertas en mayo en una antigua cervecería como homenaje a la carrera de Porsche.
Una muestra pagada con fondos públicos que perdía dinero cerró el año pasado luego de que los pobladores insistieron en que se incluyeran referencias a la pertenencia de Porsche a las SS nazis y el uso de trabajos forzados por parte de su compañía. La marca Porsche, que había prestado vehículos para la exposición, entonces retiró los autos. Un representante de la familia Porsche no respondió un pedido de comentarios sobre la disputa que se desarrolla en la ciudad.
La controversia incluyó carteles de bienvenida a Vratislavice que hacían referencia al ingeniero, que nació en 1875. Las autoridades de la ciudad, que está ubicada unos 110 kilómetros al noreste de Praga, los retiraron en noviembre luego de recibir quejas.
“Me parecía mal que se usaran fondos municipales para promocionar a Porsche sin un reconocimiento de su pasado en la guerra”, dijo Pavel Hrstka, activista local que organizó una petición contra los letreros en 2009 y presentó una demanda contra el alcalde en aquel momento. “Hay cosas mucho más importantes en que gastar el dinero municipal”.
El conflicto por el legado de Porsche en su ciudad natal, que se llamaba Maffersdorf cuando Porsche vivía allí y era parte de la región de los Sudetes que fue anexada por la Alemania nazi en 1938, es un reflejo de los desafíos que entraña la unificación de Europa. Las diferencias nacionales siguen persistiendo como una corriente subterránea en el bloque. Y en Vratislavice, donde los salarios promedian 22.915 coronas ($1.146), la historia pesa más que la seducción del dinero de los turistas.

Bloomberg


Ver comentarios