“Las universidades que vendan materias a ¢20 mil no van a existir más”
“Si se hace uso del superávit de Conape, la población más pobre del país podría obtener un préstamo sin intereses”, dijo Silvia Castro, rectora de Ulacit. Gerson Vargas/La República
Enviar

Silvia Castro, rectora de Ulacit hoy lleva propuesta a Unire

“Las universidades que vendan materias a ¢20 mil no van a existir más”

Iniciativa pretende que U privadas reciban un 0,5% del FEES

Por considerar que el gobierno se quedó corto en la propuesta de reforma al Conesup, Silvia Castro, rectora de Ulacit, elaboró un proyecto alternativo, que hoy será conocido por la Unión de Rectores de Universidades Privadas (Unire), y que en paralelo busca el apoyo de Cinde y Uccaep.
Obtener una parte del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), es la propuesta para no subir los precios.

¿Cuál es el planteamiento del proyecto con respecto al FEES?
Que las universidades privadas puedan concursar por los fondos. Serían administrados por la Secretaría de Educación Superior Privada para el financiamiento de investigación. La idea es impulsar la ciencia y la tecnología.

¿Considera justo darles un porcentaje a las universidades privadas?
El fondo es para la educación superior. Yo lo que estoy diciendo es que con la mitad de un 1% del FEES hagan la prueba a ver si este sector no da los frutos que se esperan.

¿De dónde sale la propuesta de crear un proyecto alternativo?
Es una respuesta a la reforma que plantea la señora Ministra, que consideramos quedó muy corta en muchos aspectos.

En cuanto a la acreditación, ¿se está planteando financiamiento del Sinaes?
El Sinaes ya tiene ese financiamiento. Eso para que una universidad no tenga la excusa de no hacer la acreditación por no tener plata.

¿Por qué incorporar una norma ISO?
El ISO garantiza el uso de parámetros mínimos de gestión. La acreditación no es el mecanismo apropiado porque si usamos al Sinaes como acreditador de la mínima calidad, ¿quién va a acreditar la máxima?

Si se aprueba el proyecto de la Ministra, ¿qué va a pasar?
Dependerá de la actitud con que cada institución decida acogerla.

Se dice que hay carreras muy saturadas, como el caso de periodismo, que es el que conozco, ¿qué se plantea en estos casos?
Van a seguir dando ese problema mientras se den las carreras de periodismo con el perfil como el que se está dando.
Si yo digo que puedo ofrecer una formación mejor para el periodista y mis competidores no lo pueden hacer, ¿por qué me van a decir que no puedo dar yo la carrera?
Pero el Conesup no está rechazando porque no se cumpla el perfil, porque de hecho no hay nadie que diga cuál es el perfil idóneo.
La ley viene a solventar esa carencia, dice que va a haber un marco de competencias para definir un perfil. El hecho de que no pueda haber innovación o nuevas propuestas es de lo más grave que hoy sucede y que no atiende la reforma de la Ministra.

¿Qué es lo más negativo del proyecto del MEP?
No hay planificación, ni existen planes orientados a logro de indicadores para el Conesup. Hay un concepto de que este sector no sirve para nada porque siguen haciéndose la vista gorda con las instituciones que hacen mal su trabajo, pero a las instituciones que hacemos nuestro trabajo bien el objetivo es obstaculizar el desarrollo.
Ellos siguen perpetuando el financiamiento de la educación superior estatal. El fondo no es una preocupación ideológica, si lo fuera en las universidades estatales estarían estudiando los muchachos de los primeros tres quintiles de ingreso y no es el caso.

Sobre tarifas se habla un poco de poner un piso y no un techo. ¿Por qué?
No hay como el mercado para definir lo que vale algo y una universidad que pretenda cumplir con lo que esta ley estipula no es una universidad que pueda regalar su educación.
Posiblemente signifique que esas universidades que venden materias a ¢20 mil no van a existir más. Posiblemente signifique que las universidades van a tener que cobrar un poco más de lo que cobran para poder cumplir esto que se está planteando en este y el otro proyecto (de la Ministra).
Por eso, la necesidad de que el Estado contribuya de alguna manera con las universidades con incentivos, esa es una manera de asegurarse que de la totalidad del costo que esto implica no se le vaya a trasladar al estudiante en su matrícula.

¿Cómo se hace eso?
Por ejemplo, permitiendo a las universidades privadas concursar por presupuesto del FEES. Si yo tengo un profesor en planilla, pero ese profesor además de dar clases está investigando y puede participar de los fondos del FEES, pues significa que la universidad no va a tener que trasladar ese costo al estudiante.

¿Cómo se podría facilitar el tema del financiamiento a los estudiantes?
Si se hace uso del superávit de Conape, que en este momento se está desaprovechando, la población más pobre del país podría obtener un préstamo sin intereses.
Tan pronto el estudiante cuente con un salario, se le permitiría pagar con una tasa de devolución mínima del 4% al mes hasta un 8%, dependiendo del salario. Además, se establecería un incentivo para que pueda pagar al contado con un 20% de descuento.

¿En becas habría nuevas propuestas?
Se daría una beca del 100% a los mejores promedios de los colegios públicos para que puedan decidir dónde quieren estudiar, siempre que sean carreras acreditadas por Sinaes.

¿Cuál es la importancia de tener a Cinde y Uccaep en la directiva del Conesup?
Nosotros debemos tener un consejo que entienda la importancia que tiene impulsar las profesiones que el país necesita. No puede haber gente ahí, cuyo interés sea que no se apruebe nada.

Si su propuesta fuera respaldada por la Unire ¿cuál sería el siguiente paso?
Tener el respaldo de los demás actores (Cinde, Uccaep) y después enviarlo a la Asamblea Legislativa.

¿Podría ir en paralelo a la propuesta de la Ministra de Educación?
En el espacio ideal, a mí me hubiera encantado sentarme con la Ministra y hacer una sola propuesta país, pero eso va a depender ya de ella. Tenemos una conversación pendiente.

María Siu Lanzas
[email protected]
 

Ver comentarios