Enviar

CRONICA

Lady Gaga eclipsó La Sabana

La artista se presentó en el Estadio Nacional

201211042213540.m4.jpg
Lady Gaga dio muchos mensajes a sus seguidores en el concierto, como que estaba muy feliz de estar en Costa Rica y que si ellos estaban junto a ella por siempre ella estará muy contenta, porque sus fans la hacen sentir libre. Cortesía/La República
De la mano de su gran voz, atuendos extravagantes, coreografías llamativas y provocativas, un castillo de mil colores y hasta mensajes emocionales, Lady Gaga se convirtió en la reina de Costa Rica durante una noche.

La “Mommy Monster”, como ella misma se hace llamar, se presentó en el Estadio Nacional el sábado anterior, y sin importar la leve lluvia o el frío intenso sobre el reducto, la artista hizo bailar y pegar brincos a los más de 30 mil seguidores que respondieron a su llamado.
Su ingreso al escenario fue casi a las 10 de la noche y como no se podía esperar menos, fue por todo lo alto: la intérprete se presentó ante sus fans montada sobre un caballo negro que simulaba ser un unicornio.
Su primer tema fue “Highway Unicorn” y en todo momento buscó acercarse a sus fans hasta que dijo “Costa Rica, ustedes son el futuro”.
En medio de gritos ensordecedores, Gaga continuó su fiesta con su canción “Born this way”, y la acompañó con una coreografía muy particular: inició su canto saliendo por la vagina de una muñeca inflable que apareció en el escenario.
Luego sumó el tema “Black Jesus, Amen Fashion” en el que invitó a todos a pegar brincos y levantar sus brazos; y como era de esperar todos respondieron positivamente, al punto que se veían decenas de pelucas multicolores brincando en la gramilla y las graderías del Nacional.
Hasta este punto Gaga se vio rodeada de coreografías vistosas y una energía sin límite, que demostró hasta con el cambio de sus vestuarios entre cada canción, algo en lo que tardaba solo segundos.
Sombreros, enaguas de látex, capas, vestidos largos y cortos, fueron parte de su indumentaria, incluso hasta se atrevió a salir de un “huevo” de plástico, como representación de uno de sus temas.
El éxtasis del recital continuó cuando la neoyorquina se sacó de la manga dos de los temas más esperados de la noche, “Bloody Mary” y “Bad Romance”, con ese último la artista se ganó un coro gigantesco que la acompañó de principio a fin.
“Compartimos las mismas esperanzas, sueños y futuro... Yo estoy aquí porque ustedes me crearon, Costa Rica. Vine a inspirar, a dar amor, música y todo lo demás posible para la gente hermosa de Costa Rica”, dijo Gaga, antes de comenzar a cantar “Judas” y “Fashion of His Love”.
Uno de los elementos llamativos de la noche fue cómo la artista subía y bajaba del castillo con tacones super altos para hacer sus coreografías, e incluso el propio castillo se partía para enriquecer el baile y mostrar la banda de la norteamericana que estaba distribuida en su interior.
A las 11 p.m. cuando el frío penetraba más fuerte por las venas, la artista les inyectó como medicina a sus seguidores “Just dance”, “Love game”, “Telephone”, entre otros temas.
También regaló las románticas “Hair” y “Yoü and I”, en las que tocó un piano que estaba empotrado en una motocicleta y subió a cuatro de sus fans para que la acompañaran.
Gaga terminó de ganarse a sus seguidores cuando caminó y corrió por la pasarela de su tarima ondeando la bandera costarricense.
Pero la fiesta de poco más de dos horas estaba lejos de terminar en este punto: “Americano”, “Poker face”, “Alejandro” y “Paparazzi” fueron los temas que siguieron dándole forma al concierto que tuvo su cierre a las 11.55 p.m.
Sin embargo, como era de esperar Gaga respondió al llamado de sus seguidores y volvió al escenario para cantar sus dos últimos temas “Age of glory” y “Marry the night”, y decir un tierno adiós, “Buenas noches Costa Rica” pasada la medianoche.
El concierto, que se anunció como el más grande que se ha hecho en el país, hizo mérito a ese calificativo por el montaje, calidad en sonido y el espectáculo. Y es que el montaje de Gaga incluyó hasta un robot que estaba suspendido en el techo del escenario, que decía mensajes a los fans de la artista.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios