Laboratorios buscan pacientes en rincones remotos de la India
En la aldea agrícola de Thana Kalan, cerca de Nueva Delhi, Ajit Singh nunca había oído hablar de la diabetes. Bloomberg/La República
Enviar

Los laboratorios globales, desde Eli Lilly & Co., con sede en Indianápolis, hasta la suiza Novartis AG, se están dirigiendo a ciudades más pequeñas y áreas rurales para investigar las necesidades en materia de salud de cerca del 70% de la población. Estas regiones remotas del mundo en vías de desarrollo son la última frontera para la industria farmacéutica internacional.

En la aldea agrícola de Thana Kalan, cerca de Nueva Delhi, Ajit Singh nunca había oído hablar de la diabetes. Hasta que un día tocaron a su puerta trabajadores sanitarios de la comunidad y le advirtieron que su esposa y él corrían un serio riesgo de padecerla.

Los Singh formaron parte de un programa gratuito de exámenes puerta a puerta de Eli Lilly, uno de los principales fabricantes mundiales de medicamentos para la diabetes. Si bien familias como esa podrían comenzar solo con remedios genéricos baratos, la esperanza es que a futuro estas personas se pasen a consumir marcas más caras a medida que aumenten sus ingresos.

Además, si los grandes laboratorios pueden descubrir cómo atender a esos pacientes y obtener aunque sea algunas ganancias, el número de pacientes podría darles una enorme recompensa más adelante.

“A las empresas les interesa adoptar una postura más a largo plazo, entender las características de estos mercados y posicionarse para poder captar participación de mercado en el futuro”, dijo Sebastien Mazzuri, director de la consultora FSG y especialista en mercados farmacéuticos no desarrollados.

Estos últimos cinco años, prácticamente todo el crecimiento del volumen de remedios vendidos globalmente provino de los mercados en desarrollo más grandes, mientras que el mundo desarrollado se estancó, según un informe publicado el año pasado por Quintiles IMS Holdings Inc. Dos de los mercados de mayor crecimiento fueron China y la India.

Los chinos gastaron $116.700 en medicamentos en 2016, una cifra que podría ascender a $170 mil millones en 2021. Se proyecta que el gasto en la India crezca todavía más rápido: de $17.400 millones hasta $30 mil millones en el mismo periodo.

Desde 2007, Novartis AG, el gigante suizo de la salud, administra una “iniciativa social con fines de lucro” diseñada para llevar atención médica a las zonas rurales de la India enviando médicos a las aldeas y distribuyendo remedios asequible a través de las farmacias locales.

La empresa afirma que el programa cubrió pérdidas a 30 meses de su lanzamiento y desde entonces se lo expandió a Kenia, Indonesia y Vietnam.

Ver comentarios