Enviar

La tercera es la vencida

Las estrellas de marfil esperan brillar como nunca y superar la fase de grupos

201406012350420.a3.jpg
El lateral de la selección marfileña, Arthur Boka, adelantó que en la Copa del Mundo Brasil 2014 su selección demostrará de lo que es capaz y hará historia, ya que conseguirá el pase a los octavos de final.
“En Brasil demostraremos al planeta entero de lo que somos capaces. Esta vez sí lo conseguiremos”, aseveró Boka en referencia a la clasificación a la segunda ronda en la máxima fiesta del balompié.
Y es que en sus dos participaciones previas en un Mundial; Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, Costa de Marfil acabó en la tercera posición de su sector y no avanzó.
“Jugamos contra grandes selecciones. Fueron unas experiencias fantásticas y estuvimos a punto de superar la liguilla en ambas ocasiones. Sin duda, nos sirven de preparación de cara al próximo Mundial”, señaló.
Para Brasil 2014, el que fuera jugador del club alemán Stuttgart aseguró que “los elefantes” llegan más fuertes y por ello confía en superar la fase de grupos; en esta ocasión quedaron encuadrados dentro del Grupo C junto a Japón, Colombia y Grecia.
Costa de Marfil tuvo que soportar una larga espera antes de experimentar las alegrías de una Copa Mundial. Sin embargo, desde la fase de clasificación para Alemania 2006, en la que obtuvo el billete en el último suspiro de la jornada final (gracias a un penal fallado por Camerún en otro partido), el combinado marfileño ha ascendido un peldaño y se ha instalado entre los grandes del fútbol africano. Así lo demostró su clasificación para Sudáfrica 2010, que certificó con autoridad, como un mero trámite.
De momento, Costa de Marfil no ha logrado nunca superar la fase de grupos de una Copa Mundial de la FIFA. Por otro lado, hay que reconocer que el sorteo no se ha mostrado especialmente clemente con sus intereses.
En su primera participación, en 2006, “los elefantes” quedaron encuadrados en un Grupo C de gran calidad, junto a Argentina, Holanda, y Serbia y Montenegro. Al final terminaron terceros en su grupo, al igual que cuatro años después en Sudáfrica, donde se midieron a Brasil, Portugal y la RDP de Corea.
Costa de Marfil se está haciendo un sitio como una de las mejores selecciones del mundo o, al menos, como una de las más temidas. Su seleccionador ha sabido crear un verdadero espíritu de equipo, pese a haber incorporado grandes estrellas a la plantilla, como Didier Drogba, Yaya Touré o Gervinho. Sin embargo, la afición marfileña teme que esta generación de superdotados, la mejor en la historia del país, se despida sin haber ganado ningún trofeo. No en vano, “los elefantes” lograron el subcampeonato en la Copa Africana de Naciones 2006, el 4º puesto en la de 2008 y no pasaron de los cuartos de final ni en 2010 ni en 2013, mostrándose incapaces de reeditar la hazaña de sus predecesores, que se coronaron reyes de África en 1992.

Cristian Williams y EFE
[email protected]

Ver comentarios