Enviar
Jueves 18 Octubre, 2012

La rendición de cuentas fortalece la democracia

La rendición de cuentas es esencial para el desarrollo y mejoramiento de la democracia. Esta tiene tres pilares:
• Respecto al sufragio.
• Respecto al trabajo
• Un sistema de rendición de cuentas transparente
El logro de equilibrios entre los poderes y contrapesos es uno de los mayores retos de las democracias modernas. Uno de los mecanismos que permiten su desarrollo es un sistema de rendición de cuentas transparente y oportuno.
Se entiende este último como la obligación de quienes ejercen el poder público de responsabilizarse de su labor, someterse a evaluaciones de desempeño y dar a conocer los resultados de esa evaluación.
La rendición de cuentas es uno de los mecanismos a través de los que se despliega ese paradigma de buen gobierno llamado Open Government (gobierno abierto y transparente). El desarrollo de la Sociedad de la Información también está cambiando la forma de gobernar y la aparición de ese nuevo concepto basado en tres principios básicos: la transparencia de los gobiernos, espacios de colaboración y participación de los ciudadanos.
Los recientes acontecimientos sobre la crisis en varios ámbitos de la Caja Costarricense de Seguro Social por mal manejo administrativo y financiero y la situación que se dio con la construcción de la “trocha fronteriza”, y otras irregularidades en el manejo de los recursos públicos, nos demuestra que en nuestro país en el sector público no se asumen las responsabilidades y no se da una adecuada rendición de cuentas.
Es importante recordar que con la reforma al artículo 11 de la Constitución Política, se dio un gran paso para la rendición de cuentas. Así como lo dispuesto en la Ley General de Control Interno, Ley de Enriquecimiento Ilícito y en la Ley de Administración Financiera y de Presupuestos públicos.
No obstante al no existir una cultura de rendición de cuentas y no aplicarse en forma adecuada el marco legal y técnico para la misma, existen unos vacíos y fallas que deben mejorarse. No obstante que hay un amplio marco legal y técnico para ello no existe en los funcionarios del sector público, a todos los niveles, una cultura de rendición de cuentas y de transparencia.
Es de gran importancia mejorar la calidad de la información por parte de las instituciones públicas para el ejercicio de la rendición de cuentas y para la formación de opiniones informadas de la ciudadanía.
El hacer de dominio público la información sobre la gestión de las instituciones contribuye al desarrollo de una cultura de transparencia, a la formación de la ciudadanía, que al estar más informada tenderá a buscar un mayor nivel de desarrollo democrático.
Se deben aplicar acciones para mejorar la rendición de cuentas tanto entre los ciudadanos como entre los funcionarios, realizar campañas de sensibilización sobre la importancia del rol de las instituciones encargadas de ello. Es necesario apoyar institucionalmente iniciativas ciudadanas de control sobre la gestión pública. Promover los valores como la honestidad, transparencia e integridad en los funcionarios de ese sector.

Bernal Monge Pacheco
Consultor