Enviar
La diferencia marcó el éxito
Ir en busca de un sueño bajo el sello de calidad le dio vida a la prestigiosa marca MARIO HERNANDEZ

¿Cómo inició en el mercado del cuero?
Ingresé por casualidad al mundo de la marroquinería, a través de mi vecino, el cual era dueño de una tienda especializada en prendas y accesorios de cuero ubicada en la avenida 19 con cuarta, llevaba el nombre de Govies; su negocio iba bien, pero el necesitaba viajar por problemas de salud, así que decidió vender, en la primera persona que pensó fue en mí y me ofreció la oportunidad de quedarme con el negocio aun sabiendo que en ese momento yo no tenía con qué pagarle, la recibí a crédito y la pagué en seis meses y la llamé “Cuerolandia”.

¿Qué tan difícil fue posicionarse como una marca reconocida?

Esto para mí fue una gran forma de aprendizaje, empecé a trabajar buscando la forma de mejorar, hablé con expertos en la materia, publicistas y sociólogos, consulte tres firmas especializadas, entre ellas Vierkas, empresa española que se encargó de hacer un minucioso análisis llegando a la conclusión que si mi interés era competir con el mundo, ofrecer moda y calidad tenía que cambiar el nombre de Marroquinera. Ellos me sugirieron que lo mejor era respaldar mis productos brindando la confianza que solo puede dar el creador y es así como nace la marca MARIO HERNANDEZ, la cual me llevó a darle un vuelco total a todo lo que yo tenía hasta ese día.

¿Cuáles estrategias implementó para obtener éxito?

Para mí, la idea de vender cualquier cosa es sencilla y hasta fácil, no es igual que vender algo glamoroso, especial, así que mi empeño desde entonces fue marcar la diferencia, crear un lugar donde se vendieran piezas exclusivas, de lujo y de muy buena calidad.

¿Cómo expandió la marca a otros países?

A través de arduo trabajo, innumerables viajes internacionales y la asesoría de técnicos de primer nivel, comenzó a producir, exportar e importar productos de alta calidad, con tal efectividad que a la postre terminó siendo fabricante en América de diferentes marcas europeas durante la década de los 80 y presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Cuero por más de 15 años.
A comienzos de los 90 inicia su gran campaña de internacionalización, fortalece su red de distribución en varios países de América y como consecuencia de esto dedica el 100% de su producción a la marca MARIO HERNANDEZ.

¿Cómo es Costa Rica como mercado?

Es un mercado que está en crecimiento sólido y eso lo hace atractivo para la inversión extranjera, la población se identifica por el consumo de productos latinoamericanos.

¿Qué fue lo más difícil al iniciar el negocio?

Lo más difícil fue hacer que los clientes confiaran en una marca nueva e innovadora, ofreciéndoles respaldo, excelente calidad, nuevos diseños, haciendo competencia con las marcas ya establecidas en el país.

¿Ve a Costa Rica como un país de oportunidades para un diseñador?

Sí, la población se siente atraída por la innovación, exclusividad, combinado con el buen gusto y calidad.

Giuliana Llanes
[email protected]
Ver comentarios