Logo La República

Jueves, 25 de abril de 2019



NOTA DE TANO


La UCR inició con éxito, escalada para evitar el descenso

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 15 enero, 2019

Doblete del veterano Johnny Woodly, en el triunfo celeste. UCR/La República

La nueva Universidad de Costa Rica, reforzada hasta los dientes, con una combinación de futbolistas experimentados como Carlos Méndez, Christian Montero, Lemark Hernández, Johan Condega y Johnny Woodly, con otros más nuevos pero igual de consolidados, tipo René Miranda, Gustavo Díaz, y Rooney Mora, y caras más nuevas como las de Randall Cordero, José Leiva y Francisco Rodríguez, aplastó 4-1 a Guadalupe e inició así un largo recorrido de 22 partidos, en procura de rebasar a los equipos clasificados en la antesala del sótano y así eludir el descenso.

El agónico empate 2-2 que logró Saprissa frente a Limón, les cayó de perlas a las huestes celestes de Minor Díaz, porque si los del Caribe hubieran derrotado al Monstruo, de nada hubiese valido el triunfo de la Academia, en el sentido de que con Limón, inquilino del penúltimo lugar, se hubieran mantenido los diez puntos de diferencia.

Pero, al ganar la UCR, empatar Limón y caer derrotados, Santos, Carmelita y el propio Guadalupe, todos metidos en la zona caliente del descenso, se puede deducir que en esta primera fecha del Clausura, la Academia hizo mesa gallega.

Ahora los estudiantes quedaron a ocho puntos de Limón, a diez de Guadalupe y a 11 unidades de Grecia y Carmelita, negocio redondo de los celestes.

En cuanto a Limón, se le escapó la victoria en la “Saprihora”, cuando falló su mejor figura, el veterano arquero Dexter Lewis, quien midió mal un centro largo de Ricardo Blanco y permitió el remate de cabeza del novato Manfred Ugalde a puerta descubierta.

Destacar en el juego entre el campeón Herediano y San Carlos, también empatado, el dispositivo táctico que ordenó Luis Antonio Marín, nuevo timonel de Los Toros: agresivo y ofensivo.

Excelente el triunfo del Cartaginés, visitante ante el siempre incómodo equipo de Grecia y comentar que la derrota de Carmelita ante Pérez Zeledón suena injusta. Claro, los carmelos pusieron el fútbol y los guerreros los goles: ¿qué cuenta; qué vale?

En Guápiles, un señor partido del portero Patrick Pemberton, combinado con un lanzamiento de penal elevado por Osvaldo Rodríguez, produjo la mezcla perfecta para un nítido triunfo manudo 3-1, resultado algo engañoso por lo acontecido en el encuentro.

Se lució en la Liga, Maalique Foster, que por ahora, no se sabe, dónde lo va a dejar el cuerpo técnico del León.

[email protected]