Logo La República

Miércoles, 29 de mayo de 2024



COLUMNISTAS


La CELAC contagia a la Unión Europea

Miguel Angel Rodríguez marodrige@gmail.com | Lunes 24 julio, 2023


No es con un nuevo virus.

CELAC contagió a la poderosa Unión Europea del ilusionismo latinoamericano. El mismo que exhibió en su reunión de enero en Buenos Aires (CELAC en Buenos Aires: otro ejercicio del ilusionismo latinoamericano, La República, 30 de enero de 2023)

Se reunieron en Bruselas 27 miembros de la UE que han sido capaces de consolidar el esquema más exitoso de integración económico, político y para algunos miembros incluso monetario. Lo han logrado a pesar de las crueles guerras, incluyendo la I y II Guerra Mundial, y a pesar de la cantidad difícilmente determinable de veces que desde 1914 ha cambiado las naciones que integran ese espacio geográfico y las fronteras que las separan. A pesar de la gran cantidad de idiomas y culturas que alberga, con nacionalidades que incluso son múltiples al interior de muchos de sus estados.

Se reunieron con 33 estados miembros de CELAC. Estados de una región que prácticamente no ha variado su mapa político en los últimos dos siglos. Pero que no ha logrado avanzar en sus sueños de integración política que rumea desde el Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826 convocado por Bolívar. Ni ha podido integrarse económicamente a pesar de las muchas declaraciones y propuestas de los últimos 70 años.

Se reunieron la UE con un PIB per cápita de $37.150 y CELAC con un PIB per cápita de $10.236. La UE con un PIB de $16.641.392 millones más de tres veces mayor al de CELAC.

Y CELAC logró ser dominante y contagiar a la UE de su falta de sentido práctico que no es posible compensar con grandilocuencia. La belleza del realismo mágico no construye bienestar material, ni democracia que limite al gobierno con las instituciones del estado de derecho, ni saca a las personas de la pobreza. Tampoco defiende la dignidad de las personas, su libertad y los derechos humanos.

La Declaración de la Cumbre UE CELAC 2023 festeja reunirse (artículo 1 y 4); y propone que se colabore (artículos 2, 3, 5 y 6).

A pesar de la presencia de los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua proclama con desfachatez su apoyo a la democracia; al respeto de los derechos humanos; a elecciones libres, limpias y creíbles; a la libertad de prensa; al no uso de la fuerza contra la integridad territorial de los estados; a la igualdad soberana de todos los estados; a su independencia política y a toda una larga lista de valores, principios y normas de conducta gubernamental que esos países violan. (Artículos 7 a 9, 14, 16 a 18, 27 a 31, 34 a 36 y 41), Claro esas declaraciones vacías no incluyen condena para las violaciones a esos principios y derechos de las dictaduras Castro-Comunista de Cuba, de Maduro y su Vicepresidenta allí presente en Venezuela, y de Ortega y Murillo en Nicaragua.

Guarda silencio la declaración sobre el régimen de partido único en Cuba que de raíz impide el funcionamiento de la competencia entre partidos en los sufragios. Tampoco se preocupa en lo más mínimo por los presos políticos en ese país, 1047 personas según el informe de junio de este año de la organización Prisioners Defenders. De esas personas arbitrariamente encarceladas y torturadas 661 son personas detenidas en las manifestaciones pacíficas de hace dos años.

No le preocupa a los declarantes de Bruselas de la semana pasada los presos políticos en Nicaragua, Venezuela y Bolivia, ¿será porque Cuba tiene más presos políticos que el resto de los países de CELAC juntos?

Tampoco se refiere la declaración a que para las elecciones de 2021 en Nicaragua la dictadura de Ortega y Murillo impidió la participación de 3 partidos políticos y luego encarceló a siete precandidatos, a quienes mantuvo prisioneros por dos años con graves vejaciones a su integridad hasta que los expulsó del país, los declaró traidores a la patria y les arrebató la nacionalidad y sus bienes. Ni a que el gobierno de Maduro con vistas a los sufragios de 2024 inhabilitó hace pocas semanas la participación de María Corina Machado, la precandidata que lidera las encuestas en la oposición. Ya estaban inhabilitados otros dos importantes líderes opositores Henrique Capriles y Leopoldo López. Pero si declaran “40. Alentamos un diálogo constructivo entre las partes en las negociaciones dirigidas por Venezuela en Ciudad de México”. ¡Qué clase de diálogo es el que dirige un gobierno que impide la participación electoral de sus adversarios!

Ni preocupa a los gobiernos reunidos en Bruselas que en Guatemala para la reciente primera vuelta electoral se inhabilitó a dos de los candidatos de oposición con mayor apoyo y se trató reiteradamente de evitar la segunda ronda en que se coló un candidato que no es del agrado del grupo gobernante.

En su artículo 15 expresa preocupación por la Guerra en Ucrania, pero ni condena la invasión, y ni siquiera menciona a Putin o a Rusia. Claro. Cuba, Venezuela y Nicaragua son aliados de Putin, y algunos otros gobernantes de CELAC se han negado a condenar las flagrantes violaciones de Rusia al pacto constitutivo de las NNUU y a los derechos humanos de los ucranianos, que han sido tan crueles que no se han librado de ellas ni siquiera los niños y las niñas. Ni siquiera con ese indefinido texto aceptó el gobierno de Ortega y Murillo esa declaración.

Frente al silencio culpable de la Declaración de UE y CELAC sobre las violaciones de Putin al derecho internacional que surgió en la posguerra, es de reconocer la clara condena del Sr Presidente de Chile Gabriel Boric: “Creo que es importante que desde América Latina lo digamos con claridad: lo que sucede en Ucrania es una guerra de agresión imperial inaceptable donde se viola el derecho internacional”

Ciertamente hay otros artículos en los que se da apoyo a importantes iniciativas en favor de la naturaleza y contra el crimen internacional.

Pero ¿puede ser este el resultado favorable de una cumbre de 60 jefes de estado y de gobierno en la que participan 27 miembros de la UE y las naciones de CELAC que son democrático-liberales? ¿De una cumbre que se reúne por primera vez en ocho años?

Solo puedo entender que el Sr Presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva considere “extremadamente exitosa” la Cumbre UE CELAC (El País de España, 19 de julio) porque usa para ello los mismos parámetros que lo llevaron a considerar “el autoritarismo, la antidemocracia” como “narrativa que han construido con respecto a Venezuela”.

NOTAS ANTERIORES


Costa Rica Año 2075

Miércoles 29 mayo, 2024

Es interesante notar que muchas de las proyecciones de la población del país ponen el número de habitantes en 5.3 millones en 2075.

Cuna de lobos

Lunes 27 mayo, 2024

Me refiero a la convención fascista Europa Viva 24, organizada por Santiago Abascal, líder del partido de ultra derecha español Vox,







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.