Juventus dominante
Andrea Pirlo fue de nuevo comandante de la Juve; el “napolitano” Kalidou Koulibaly no pudo secarlo.CARLO HERMANN/AFP
Enviar

Juventus dominante

El líder de la Serie A, el Juventus de Turín, derrotó al Nápoles de Rafa Benítez (1-3) con goles de Vidal, Cáceres y Pogba, un resultado con el que una semana más escapa del Roma y se aferra a la cima de la competición.
El Juventus y el Nápoles han vuelto a verse las caras tres semanas después de que el segundo derrotara al primero en Doha (Catar) y se alzara con la Supercopa de Italia.
Los de esta decimoctava jornada de “calcio” eran tres puntos fundamentales para que el líder continuara una semana más en la cima y para que los del técnico

201501112233010.a55.jpg
español asaltaran el tercer puesto de la Liga, ocupado por un Lazio que empató en su derbi con el Roma (2-2).
El encuentro en San Paolo arrancó con dos equipos prudentes. La primera ocasión la tuvo el conjunto local, cuando en el minuto 18 el central canadiense Jonathan de Guzman se quedó cara a cara con Buffon, lanzando finalmente la pelota al cielo.
Sin embargo, el primer gol llegó diez minutos después, cuando un balón perdido por Fernando Llorente y Carlos Tévez acabó en los pies del francés Paul Pogba, que remató a puerta cruzando la línea napolitana.
Pasado el ecuador del encuentro se asistió a un periodo mucho más ofensivo.
Fue entonces cuando el defensa uruguayo Miguel Angel Britos logró la igualada para el Nápoles, con un remate tras un saque de esquina que el guardameta juventino no pudo detener.
Pero el empate duró poco, exactamente cinco minutos, hasta que su compatriota Martín Cáceres devolvió la ventaja a la “Vecchia Signora” al enfilar un tiro de falta de Pirlo.
Luego el chileno Arturo Vidal se encargó de sentenciar la cita con un gol en los seis minutos adicionales aplicados por el árbitro y gracias a una asistencia de Morata.
Con este resultado, el Juventus continuará liderando el “calcio” una jornada más pero, de nuevo, con la sombra del Roma persiguiéndole tan solo tres puntos debajo.

Roma/EFE

Ver comentarios