¡Ivanovic otra vez portada!
Ana Ivanovic con el trofeo que la consagró campeona de Roland Garros, 2008, único Grande en su colección. www.anaivanovic.com/La República
Enviar

201607162300420.p31-Ivanovic-rec.jpg
La boda civil y religiosa de la tenista profesional Ana Ivanovic, en Venecia, con el futbolista germano, Bastian Schweinsteiger, catapultó a la raqueta serbia a los primeros planos de los medios de comunicación.
Hace ocho años que la hoy flamante esposa del astro alemán conquistó el único Grand Slam de su carrera: en la final de Roland Garros 2008, la serbia se impuso a la rusa Dinara Safina con parciales de 6-4, 6-3.
En semifinales, Ivanovic ganó a Jelena Jankovic 6-4, 3-6 6-4 y lo propio hizo Safina con Svetlana Kuznetsova, 6-3, 6-2.
Varias de las cabezas de serie del segundo Grande del año que se jugó en París, siguen activas en el circuito profesional; las más conocidas: Serena y Venus Williams, Maria Sharapova, Jelena Jankovic, Agnieszka Radwanska, Victoria Azarenka, Francesca Schiavone y Caroline Wozniacki.
Otras de las cotizadas del escalafón, se retiraron o abandonaron los primeros planos: Elena Dementieva, Patty Schnyder, Vera Zvonareva, Dinara Safina, Maria Kirilenko, Amelie Mauresmo, Virginie Razzano y Anabel Medina, entre otras.
Ivanovic comenzó a jugar tenis a los cinco años después de ver en la televisión un partido de Monica Seles, recordó el número de teléfono de una escuela de tenis local y pidió a sus padres para llevarla; se le dio una raqueta para el quinto cumpleaños e inmediatamente se enamoró del juego. Ana aún tiene la raqueta.
Nació en el seno de una familia tradicional serbia, siendo la mayor de dos hermanos. Su madre, Dragana, es abogada. Sigue los partidos de su hija junto a su padre, Miroslav, de origen montenegrino, que es economista. Se confiesa aficionada al fútbol y seguidora del Partizan de Belgrado. Creció admirando y viendo jugar a Monica Seles; también admira a Roger Federer por su profesionalidad dentro y fuera de la pista. Sus lugares favoritos para visitar son Melbourne, donde tiene algunos familiares, Mallorca, París y Roma.
En 2008, Ivanovic se trasladó a París para acudir a la segunda gran cita del año y fue sembrada como segunda cabeza de serie.
Venció en primera ronda a Sofia Arvidsson por 6-2, 7-5, en segunda a Lucie Šafá?ová por 6-1, 6-2, en tercera a Caroline Wozniacki por 6-4, 6-1, en cuarta a Petra Cetkovská por 6-0, 6-0, en cuartos de final a Patty Schnyder por 6-3, 6-2, antes de dar cuenta de Jankovic y Safina.
Ivanovic estrenó su número uno del ranking mundial de la WTA y su primer título de Grand Slam en el Torneo de Wimbledon 2008. En primera ronda ganó a Rossana De Los Ríos por 6-1, 6-2, en segunda ronda a Nathalie Dechy por 6-7, 7-6, 10-8 y perdió en la tercera ronda frente a la jugadora china Zheng Jie por 6-1, 6-4.
Hoy, la esposa de Bastian Schweinsteiger, con 28 años de edad, ocupa el puesto 17 del escalafón profesional de la WTA, circuito donde se ha embolsado $14,2 millones en premios, sin contar sus ingresos publicitarios, como portada de revistas y modelo de marca, dada su extraordinaria belleza.

 


Ver comentarios