Enviar
Irán no tiene opciones, dice Obama

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo ayer que "no hay opciones fuera de la mesa" para evitar que Irán desarrolle un arma nuclear, aunque aclaró que una solución pacífica "todavía es posible", durante su discurso sobre el Estado de la Unión.
Estados Unidos "está determinado a impedir que Irán desarrolle un arma nuclear y no dejaré opciones fuera de la mesa para alcanzar ese objetivo", afirmó Obama.
"Pero una solución pacífica" del conflicto con Teherán por su programa nuclear "es todavía posible", sobre todo "si Irán cambia de rumbo y cumple sus obligaciones", matizó el presidente.
Obama aseguró también que, gracias a la diplomacia estadounidense, "el mundo que se dividió una vez sobre cómo lidiar con el desarrollo nuclear de Irán está ahora unido" en la presión hacia ese país, que asegura que su programa tiene fines pacíficos y se niega a detenerlo.
El régimen iraní "está más aislado que nunca" y sus líderes se enfrentan a sanciones "agobiantes", agregó Obama, quien sostuvo además que la presión contra Teherán "no cederá".
El Gobierno de Obama dio la bienvenida el lunes al acuerdo de la Unión Europea (UE) para imponer un embargo a las importaciones de crudo desde Irán.
Los países de la UE acordaron imponer un embargo al petróleo iraní, que prohíbe inmediatamente todo nuevo contrato y da hasta el 1 de julio para poner fin a los ya existentes.
Además, Estados Unidos impuso el 31 de diciembre nuevas sanciones contra el Banco Central de Irán, con el fin de incrementar la presión sobre la economía del país y afectar directamente a los activos obtenidos por su importante sector petrolero.
Irán se ha convertido en el país más peligroso para Estados Unidos, a ojos de sus ciudadanos, y pasó a una segunda posición la preocupación acerca de China, según una encuesta que el centro de estudios Pew Research publicó este martes.

Washington/EFE

Ver comentarios