Logo La República

Domingo, 24 de octubre de 2021



NACIONALES


Planta de Ensamble y Prueba instalada en suelo nacional reinició operaciones

Intel Costa Rica vuelve a exportar microprocesadores al mundo

Más de $600 millones se invirtieron para reactivar la operación y ya cuenta con más de 1.000 colaboradores directos e indirectos

Johnny Castro johnnycastro.asesor@larepublica.net | Viernes 01 octubre, 2021

Técnico muestra uno de los microprocesadores creados en Intel Costa Rica
Cerca de celebrar los 25 años del anuncio de la llegada de Intel a Costa Rica, la planta en suelo nacional entró en operación nuevamente y reactivó la exportación de microchips con el proceso completo de Ensamble. Cortesía/La República


Intel Costa Rica volvió a exportar microprocesadores al mundo después de que la Planta de Ensamble y Prueba en suelo nacional reinició sus operaciones que fueran cesadas en 2014.

La primera exportación corresponde a un producto de alta capacidad destinado al mercado de gran escala como granjas de servidores, grupos de equipos conectados entre sí para procesar grandes cantidades de datos, por lo que tendrá como destino todo el mundo.

Esto fue posible luego de completar la instalación y certificación del proceso de Ensamble, que tardó unas 48 semanas.

“Esto sin duda es motivo de celebración, volvemos a tener el proceso completo de Ensamble y Prueba, ahora enfocado en el segmento de servidores. Hoy tenemos la capacidad inicial para incorporarnos a la producción y seguiremos creciendo por lo que resta de este y los próximos años”, manifestó Max Ramírez, Gerente de la Fábrica de Ensamble y Prueba.

La planta, que tiene un área de 26 mil metros cuadrados, se ubica en el campus de la empresa en San Antonio de Belén y utiliza tecnología de punta conectada con altas capacidades orientadas a la predicción, robótica y autogestión, lo que da un impulso a la industria 4.0 en la región.

Corporación Intel anunció en junio anterior que la inversión total en las nuevas operaciones se amplió a $600 millones de dólares, $250 millones por encima de los $350 millones que se comunicaron en diciembre de 2020.

El aumento obedece a la decisión de acelerar la rampa de las operaciones de ensamble y prueba para soportar nuevas demandas de los clientes, así como crecimiento de las operaciones existentes en el país.

Estas operaciones son parte de la organización de Fabricación, Cadena de Suministro y Operaciones de Intel, que realiza labores similares en Europa, Medio Oriente, Asia y Estados Unidos.

Lea más: Intel Costa Rica volvería a ser una de las principales plantas fuera de EE.UU.

Una vez que se completa el proceso de fabricación de obleas de silicio en las fábricas de Intel, son cortadas y se envían a una instalación de ensamble y prueba. Cada chip se ensambla en un paquete que lo protege y le permite conectarse a otros componentes. Finalmente, se prueba su funcionalidad.

Lea más: ¿Por qué Intel decidió reanudar operaciones de ensamblaje en Costa Rica?

En este momento las nuevas operaciones ya cuentan con más de 1.000 colaboradores directos e indirectos y se mantienen cerca de 100 posiciones abiertas, cuyos requisitos se pueden consultar únicamente en www.intel.com/jobs.


Sobre la empresa


Empresa Intel Costa Rica
Gerente General Ileana Rojas
Inicio de operaciones 1998
Instalaciones Belén, Heredia
Empleados actuales 2.700
Servicios Centro de Investigación y Desarrollo, Centro de Servicios Globales, Planta de Manufactura y Prueba



NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.