Enviar
Medida pretende acabar con estafas en cursos y mejorar la competitividad del país
Institutos de idiomas a examen
Costa Rica Multilingüe trabaja en crear un sello para garantizar la calidad de la educación

El creciente nacimiento de institutos de idiomas sin regulación sobre la calidad de la enseñanza que brindan pronto podría llegar a un fin.
Un grupo de líderes, que integran la Comisión de Costa Rica Multilingüe, trabaja en la elaboración de un certificado para garantizar que los centros educativos de idiomas tengan buenos métodos pedagógicos y no roben el dinero ni el tiempo a aquellos interesados en aprender otras lenguas.
Se trata de crear una especie de sello para que los institutos que cumplan con la norma —cuyo diseño estaría a cargo del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO)— puedan ser distinguidos por todos.
La idea de crear la acreditación nace por diversas disconformidades que han hecho saber los costarricenses, en algunos casos mediante denuncias en la Oficina de Defensa al Consumidor, al sentirse estafados por haber pagado por cursos, en la mayoría de los casos de inglés, que no abarcan lo que se les prometió.
Otro motivo de la regulación es que algunos institutos contratan a extranjeros cuya lengua materna es diferente al español, para ser docentes a pesar de no contar con estudios ni experiencia en el campo de la enseñanza. Lo anterior para abaratar costos.
En cuanto al ente acreditador, es decir el encargado de verificar que las normas se cumplan y otorgar la acreditación a quien la merece, Costa Rica Multilingüe estaría interesada en cumplir este papel, lo anterior porque los ingresos que provengan de este trabajo podrían ser reinvertidos en programas de proyección social de enseñanza del inglés, comentó Marta Blanco, directora ejecutiva de Costa Rica Multilingüe, quien espera que en un año la idea de la acreditación sea una realidad. Sin embargo otros entes también podrían hacerlo, como por ejemplo el mismo INTECO o la Cancillería.
El primer paso para la certificación sería la creación de un decreto mediante el cual se obligue a todos los institutos a registrarse en una base de datos, cuyo responsable aún no se ha definido, pero podría ser Costa Rica Multilingüe. Este archivo tendría la cantidad exacta de centros educativos de idiomas en el país y así sería posible regularlos a todos. Luego vendría el diseño de la norma, que contemplaría las especificaciones necesarias para obtener la acreditación.
“Hay editoriales que se han metido en el negocio de los cursos de idiomas, pero lo que buscan es vender los libros; entonces dicen que todo cuesta equis cantidad, en paquetes que incluyen los libros y las clases, pero resulta que vendieron 200 ejemplares y en el curso solo hay cupo para 15 personas; además son los domingos a las 7 a.m.”, comentó Blanco, quien espera que en un año la idea de la acreditación sea una realidad.
Costa Rica Multilingüe es una fundación que apoya y promueve el aprendizaje de idiomas de los costarricenses como una herramienta importante para mejorar la competitividad del país.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios