Inmigración en EE.UU. ahora será una gran recompensa económica a futuro
Foto Bloomberg
Enviar

Resulta que la diversidad puede ser buena para la economía, después de todo.

En contraste con un año de retórica sobre el impacto negativo de la inmigración en los Estados Unidos, una nueva investigación demuestra que puede ofrecer beneficios económicos en las comunidades donde se asientan los recién llegados.

Usando números de inmigración y de inversión extranjera desde 1880 hasta 2010, encontraron que la duplicación del número de residentes de una determinada ascendencia extranjera en un condado aumentaría la probabilidad de que el país de origen invirtiera en una empresa en esa comunidad por 3,15%.

El hallazgo se presenta en un documento de trabajo publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica. “Nuestro estudio deja en claro que la diversidad étnica mejora la capacidad de atraer inversión y hacer negocios”, dijo Tarek Hassan, profesor de economía en la Universidad de Negocios de Chicago y coautor del estudio.

La observación desafía lo que hemos escuchado en la campaña electoral de Estados Unidos, donde el candidato republicano Donald Trump acusa a los trabajadores extranjeros de mantener bajos los salarios y quitándole trabajo a los nativos.


 


Ver comentarios