¿Iniciando con su Pyme? Estos son sus seis mejores aliados.
Shutterstock/La Republica
Enviar

Si usted es un emprendedor y su proyecto da los primeros pasos: ¡Felicidades! Se requiere de mucho valor, trabajo duro, capacidad para abrazar la incertidumbre y hasta un toque de suerte.

Es cierto que en las primeras etapas de una empresa hacemos esfuerzos por reducir las contrataciones al mínimo, sin embargo, hay seis aliados en los que recomiendo invertir, dado su carácter estratégico:

1.       Un tutor o padrino profesional:  una persona de confianza, ojalá no un familiar y que acumule experiencia en negocios.  No necesariamente debe provenir de la misma industria; se trata de una persona con quien tener espacios de análisis del negocio, consultar dudas, escuchar consejos basados en la experiencia y de quien se pueda ¨aprender un poco por cabeza ajena¨.  Reconozca algunas horas de servicios profesionales, o invite a un almuerzo de negocios y consejos de manera periódica..

2.   Un buen contador: en mi empresa perdí más dinero y energía por errores contables y tributarios que por asuntos propios del negocio.  Cuando somos una empresa pequeña, buscamos servicios de contabilidad pequeños porque cobran menos honorarios, sin embargo, es una buena inversión confiar la contabilidad a un profesional o empresa con más experiencia. Infórmese bien de las responsabilidades de su asesor contable y pida informes mensuales, preocúpese por entender los reportes e invierta tiempo asegurando que el contador entiende la naturaleza y minucias de su empresa.

3.   Un buen abogado:  Asuntos como la inscripción y protección de la marca o el registro adecuado del logotipo, usualmente son dejados en una lista con poca prioridad.  Cuando somos pequeños no pensamos en enfrentar este tipo de inconvenientes en el futuro.  Si su empresa tiene proyección internacional, contrate una firma regional pues cada país tiene procesos distintos de protección de la propiedad intelectual.  Es mejor prevenir que enfrentar luego un juicio por defender la marca.

4.   Una entidad financiera cercana y flexible:  Desde el primer día uno construya su reputación bancaria: pago puntual de préstamos, tarjetas de crédito, leasings, etc.  El buen récord bancario es un activo valioso en momentos de requerir descuento de facturas o capital de trabajo.  Elija una institución financiera flexible y que entienda los altibajos de su negocio.  Solicite un ejecutivo proactivo, con experiencia y disponibilidad.

5.   Un buen comunicador: Aunque su producto o servicio sea es excelente, en un principio pero nadie lo conoce. Tenga en cuenta que y el crecimiento por recomendaciones es lento.  Acelérelo mediante la contratación dee profesionales en comunicación, personas con entendimiento y experiencia en medios tradicionales y en plataformas digitales.  Puede ser un asesor o una agencia, que le ofrece un grupo profesional que, como buenos socios, buscarán hacer crecer su marca. Cuide el contenido y la coherencia de sus mensajes antes de elegir los canales.

6.   Su voz interna, su intuición: Esa es la fuerza que lo ha llevado a donde está, no deje de escucharla y seguirla.

Ahora sí, bien acompañado, disfrute el viaje de su emprendimiento.

Karla Chaves Brenes
Directora
Próxima Comunicación y Relaciones Públicas
[email protected]
83326109

 



Ver comentarios