Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


¿En qué se diferencia una pyme de un emprendimiento?

Brandon Flores [email protected] | Viernes 23 junio, 2017

“Pretendemos que nuestros clientes desarrollen un ambiente propicio para sus negocios, los asesoramos en la toma de decisiones para sus empresas”, afirmó Francisco González, director de Banca Pymes para Centroamérica de Scotiabank. Esteban Monge/La República


A pesar de que los términos de pequeña empresa y emprendimiento podrían sonar como sinónimos, lo cierto es que son conceptos diferentes; ambos tienen aspectos relevantes que permiten reconocerlos en el mercado.

Como primer punto destacan el origen y financiamiento del negocio: la pyme normalmente se crea en un núcleo familiar y no requiere participación de terceros, excepto de un crédito u otra opción financiera, cuando sea necesario.

Una startup requiere un impulso adicional, normalmente de inversionistas externos; podría decirse que el primer triunfo del emprendedor no es vender su producto, sino contar con los recursos para echar a andar su proyecto.

Lea más: Pymes podrán solicitar ayuda económica del gobierno para potenciar negocios

Los objetivos de crecimiento se consideran la principal diferencia entre ambos, una pyme nace con la iniciativa de vender desde el inicio; los emprendimientos trazan sus objetivos financieros a mediano y largo plazo, ya que su prioridad es establecerse en el mercado.

“Otra diferencia es su postura frente a la innovación: las pymes están en el mercado para resolver una necesidad de sus clientes, los emprendimientos más bien la crean en su público, por ello la innovación es la palabra clave de las startups”, expresó Viviana Arias, cofundadora de The Founder Institute Costa Rica.

Esto no significa que las pymes deban quedarse estancadas, pero su idea de negocio puede ser mucho más duradera y menos volátil que la de un emprendimiento.

Para un pequeño negocio puede ser más rentable concentrarse en el mercado local al inicio; los emprendimientos, al contar con inversiones de terceros, tendrían mayores posibilidades explorando opciones internacionales, según Marcelo Lebendiker, presidente ejecutivo de ParqueTec.

El riesgo es un factor importante para ambos; sin embargo, las startups manejan la filosofía de “todo o nada” cuando se aventuran en un modelo comercial, debido a que la mayoría de nuevos empresarios pertenecen a la generación millennial y poseen un fuerte sentido de ingenio y deseos de crecimiento. {link2}

Los pequeños negocios suelen tener más paciencia y cautela antes de tomar una decisión que genere cierto nivel de riesgo.

“Un pequeño empresario es un emprendedor consolidado; un emprendedor es energía, deseos de superación y ganas de sobresalir con su negocio, pero no cabe duda que el primer paso del éxito comercial es aventurarse“, aseguró Francisco González, director de Banca Pymes de Scotiabank para Centroamérica.

Características como la estabilidad económica del país, la capacidad de mano de obra y tendencias de innovación favorecen el auge y sostenibilidad de ambos modelos de negocio en el mercado.

Costa Rica es el país centroamericano donde más se materializan ideas de negocio, según el Índice Global de Emprendimiento.
 

Rentabilidad es clave

Lo importante para todo negocio, ya sea pyme o emprendimiento, es lograr la rentabilidad y sostenerse en el mercado, estas son algunas recomendaciones para lograrlo:

  • Usar la tecnología como aliada
  • Controlar gastos
  • Mejorar el margen de ingresos
  • Conocer bien al consumidor
  • Comunicación constante con clientes, socios y proveedores

 

Fuente: Forbes Latinoamérica 


NOTAS RELACIONADAS


Costa Rica lidera emprendimientos en Centroamérica

Miércoles 15 marzo, 2017

Aceleradoras e incubadoras son claves para el auge de las pymes