Inflación británica declina por debajo de cero
Enviar

 La inflación británica fue negativa en setiembre por segunda vez desde 1960, lo que refleja la débil presión de los precios que el Banco de Inglaterra, BOE por la sigla en inglés, ha advertido persistirá en 2016.
Los precios al consumidor declinaron 0,1% anual luego de estancarse en agosto, explicó ayer la Oficina Nacional de Estadísticas en Londres.


El mayor impacto en el descenso de la inflación anual correspondió a indumentaria y calzado, así como también a gasolina.
Las cifras reforzarán la opinión de que el BOE tardará por lo menos meses en subir su tasa de interés de referencia, que es de un bajo nivel récord de 0,5%.
El BOE dijo la semana pasada que sus perspectivas a corto plazo sobre la inflación se habían debilitado desde agosto y que es probable que el aumento de los precios se mantenga por debajo de 1% hasta la primavera de 2016, muy por debajo de su objetivo de 2%.
“Si bien los precios han experimentado una leve declinación en el último año, el riesgo de una persistente deflación es remoto”, dijo Andrew Sentance, un economista de PricewaterhouseCoopers y ex funcionario del BOE que está a favor de un incremento de la tasa.
“Conforme los precios más bajos de los alimentos y la energía empiecen a quedar excluidos de la inflación anual, cabe esperarse que la inflación vuelva el año próximo hacia el 2%”, explicó Sentance.
Tan sólo Ian McCafferty, funcionario del BOE, votó a favor de subir las tasas el mes pasado.
“El bajo registro obedece en su mayor parte al impacto transitorio de los precios de las materias primas y el petróleo, los cuales desaparecerán del cálculo el año próximo”, dijo McCafferty.
Funcionarios del Banco de Inglaterra han evaluado en los últimos meses la fortaleza interna en comparación con los riesgos internacionales. Si bien el mercado laboral se endurece, las autoridades siguen analizando el impacto de la desaceleración global en la economía británica.
La inflación básica permaneció en 1% el mes pasado, por debajo de los pronósticos de un registro de 1,1%.
La inflación de los servicios, que equivale al crecimiento de los precios internos, se aceleró a 2,5%, en comparación con 2,3% de agosto. La medición de la inflación de los precios minoristas se desaceleró a 0,8%, en comparación con el 1,1% anterior, el menor nivel desde noviembre de 2009.

 

 


Ver comentarios