Industriales perderán competitividad ante impuestos al acero en EE.UU.
Enviar

Industriales dedicados a exportar productos que utilizan el acero y el aluminio como materia prima se verían afectados con los nuevos aranceles que impuso el Gobierno de Estados Unidos del 25% y 10%, respectivamente.

Costa Rica no es un exportador mayoritario de estos productos, como China y algunos países de la Unión Europea, pero la medida afectaría a las compañías que venden productos terminados a ese mercado, puesto que enfrentarán más barreras comerciales.

“Esta es una medida desafortunada para el comercio mundial y tenemos una serie de industrias que exportan productos finales elaborados con acero y que ya han mostrado su preocupación”, aseguró Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias.

La misma opinión la tienen los representantes de la Cámara de Comercio y Representantes de Casas Extranjeras, quienes consideran que esta medida no solo perjudica a las compañías nacionales, sino que irrespeta términos de tratados comerciales.

“Estamos en total desacuerdo no solo por los efectos sobre las empresas que operan en Costa Rica sino por el irrespeto a los TLC y la disrupción del orden en comercio exterior que esa misma nación impulsó y que vigila la OMC. Los costos de manufactura para productos hechos en Estados Unidos se encarecerán. Costa Rica exporta a ese país bienes que, aunque no signifiquen un porcentaje importante, sí lo son para las empresas afectadas”, dijo José Manuel Quirce, presidente de esa agrupación.

Durante 2017, Costa Rica exportó a Estados Unidos $105 millones en productos metalmecánicos, que incluyen algunos con acero y aluminio; ese fue el monto más alto desde 2012 y la primera vez que se superan los $100 millones.

Incluso, se duplicó el promedio de los últimos años, que era de $50 millones.

Las compras nacionales de esos productos metalúrgicos a ese país son mucho más amplias: el año pasado el monto ascendió a $384 millones.

El principal temor de los empresarios es que las nuevas barreras comerciales frenen a un sector que viene creciendo, ya que Estados Unidos representa casi una quinta parte del mercado total de la industria metalmecánica costarricense en términos de compras.

Entre tanto, el Gobierno estadounidense incluyó a Costa Rica en una lista de una docena de naciones a las cuales les cobrará ese monto, esto con el fin de fortalecer su industria interna, ya que actualmente compra cuatro veces más de lo que produce.

Como respuesta, las autoridades de comercio nacionales negocian con las estadounidenses para lograr una exoneración, ya que queda a discreción de la administración estadounidense, hacerlo o dar tratos preferenciales a otros países.

“Continuaremos trabajando bilateralmente con Estados Unidos para encontrar una solución satisfactoria, acorde con el espíritu de cooperación y confianza que ha caracterizado las relaciones comerciales entre los dos países y la amplia asistencia mutua en temas de seguridad nacional y regional. Adicionalmente, se analizarán las opciones con las que cuenta Costa Rica en el sistema multilateral de comercio”, indicó Alexander Mora, ministro de Comercio Exterior.

Las nuevas tarifas quedaron en firme desde el 23 de marzo anterior, una vez que Donald Trump firmó el documento oficial. 


Ver comentarios