Logo La República

Jueves, 24 de septiembre de 2020



NOTA DE TANO


Indios sancionan a lanzador estrella

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 11 agosto, 2020

Zach Plesac, béisbolista lanzando una bola

La organización de los Indios de Cleveland es una de las más respetadas y ejemplarizantes en el béisbol profesional de las Grandes Ligas y el pasado domingo dio otra muestra responsable de ello.

Los jugadores y el personal de los Indios se han mostrado inflexibles en mantenerse diligentes con los protocolos Covid-19, tratando de mantener una atmósfera similar a una burbuja en la carretera y limitando su exposición pública en casa.

Mal le va al que incumple las reglas y eso le sucedió a uno de sus lanzadores estrellas, el diestro Zach Plesac, quien rompió los protocolos y fue separado inmediatamente del equipo.

Lea más: Grandes Ligas empiezan a moverse

Plesac fue enviado a casa el domingo después de salir con amigos el sábado por la noche en Chicago. El jugador de 25 años, que creció a una hora de distancia de The Windy City, se había apuntado la victoria pocas horas antes, cuando la Tribu derrotó a los Medias Blancas 7-1.

Sin importar y menos tomar en cuenta la espectacular temporada que suma el quinto abridor de los Indios, el presidente de operaciones del equipo, Chris Antonetti, no hizo públicas las conversaciones que sostuvo con el jugador, pero lo que fue cierto es que de regreso de la fiesta, ni siquiera lo dejaron entrar al hotel donde se concentró el equipo.

A Plesac lo esperaba un auto alquilado, que lo regresó a Cleveland en un largo viaje de seis horas, sin ninguna deferencia o comodidad.

Lea más: Grandes Ligas dan al mundo una decisión ejemplarizante

Zach, como el resto del cuerpo de lanzadores de la Tribu, cumplía un arranque de campaña soberbio: 3 juegos, 1 ganado, 1 perdido; promedio de carreras permitidas: 1.29. 21 innings lanzados, 3 carreras permitidas, 12 imparables, 2 jonrones, 2 bases por bolas y la friolera de 24 ponches.

Pese a estos números brillantes, al lanzador lo mandaron a casa y no se ha definido todavía nada sobre su futuro.

El lanzador reaccionó con este comunicado: “me gustaría disculparme con mis compañeros de equipo, toda la organización de Cleveland y todos nuestros fanáticos por mis acciones el sábado por la noche. Me doy cuenta de que tomé una mala decisión al salir del hotel, lo que rompió los protocolos y podría haber puesto en peligro a otras personas. Entiendo que en estos tiempos de incertidumbre, necesito estar más atento y responsable y estoy decidido a ganarme el perdón de mis compañeros y volver al trabajo".

El jugador se puso en cuarentena durante al menos 72 horas mientras se somete a pruebas diarias.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


Las Grandes Ligas están hirviendo

Martes 22 septiembre, 2020

Mookie Betts, pasó de Boston a los Dodgers y calentó a los “Estibadores”







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.