Foto 1
Enviar

Es momento de valorar bien las acciones que tomemos dentro de nuestra economía, ya que los principales macroindicadores están cambiando al alza.
Tanto el tipo de cambio y la inflación, como las tasas de interés muestran una tendencia al alza, además hay variables y circunstancias en la economía que podrían traer mayores presiones para que continúen este fenómeno.
Primero fue el tipo de cambio que desde hace un año tiene una clara tendencia al alza, incluso en el primer trimestre  tuvo una devaluación un poco por encima del 1%.
“Es difícil precisar un nivel pues el BCCR no solo ha intervenido vendiendo dólares sino también comprando, cuando en las sesiones no ha habido compradores de dólares, por lo que es imposible saber hasta dónde hubiera caído en esas sesiones, así como no se puede saber hasta qué nivel hubiera subido cuando han faltado dólares”, indica Adriana Rodríguez, analista de Scotiabank.
Lo más probable es que el tipo de cambio actualmente estuviera fluctuando en niveles más altos y lo que sí es seguro es que el BCCR ha evitado volatilidades que podrían ser muy nocivas en un mercado de contado, que es donde radica el mayor problema de nuestro sistema cambiario.


La existencia de curvas forward y niveles en los contratos de futuros limita las volatilidades de las sesiones en el día a día y permite a los agentes privados administrar su riesgo cambiario y a los de contado observar menores dispersiones, pero es un tema importante que no se quiere desarrollar, precisamente, por la falta de volatilidad cortesía del BCCR, indica Rodríguez.
En cuanto a las tasas de interés, principalmente en dólares se han movido al alza desde mediados del año pasado en nuestro país, en especial anticipándose a los cambios por parte de la Reserva Federal (ya lleva dos alzas de sus tipos en diciembre y marzo), así como la disminución de liquidez de dólares en nuestro país y una alta demanda, empuja este indicador hacia arriba, junto al tipo de cambio.
Por su parte, la última movida del Banco Central con respecto a la Tasa de Política Monetaria, incrementándola desde 1,75% a 2,25%, hace indicar que pronto las tasas en colones se verán afectadas tanto las pasivas, como las activas, dejando atrás dos años continuos de intereses muy bajos.
En cuanto a la inflación, el primer trimestre mantuvo el índice de precios al consumidor por encima de 100, así como la variación interanual por encima del 1% y la acumulada en 0,55%.
Aún es una inflación bastante baja, pero muestra números más altos que en los últimos dos años, mientras los precios internacionales del petróleo no se disparen, este indicador permanecerá por debajo del 2%.

Tipo de cambio
Al alza y con algunas volatilidades, así se comportó el tipo de cambio en las ventanillas y en el Monex en los primeros tres meses del año.

201704161737320.530-nota-b (1).jpg

Ver comentarios