Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


Incapacitarse no será fácil

Gabriela Masis [email protected] | Sábado 28 mayo, 2011



El año pasado el Seguro Social pagó más de ¢47 mil millones por los subsidios
Incapacitarse no será fácil
Médicos que no cumplan nueva regulación serán despedidos o sancionados
A partir de este momento, los médicos y odontólogos deberán guardar mayor cuidado para extender una incapacidad, ello al empezar a regir las nuevas reglas establecidas por la Caja Costarricense de Seguro Social.
Los abusos en la concesión de permisos por enfermedad y el consecuente aumento en los gastos llevaron a las autoridades a plantear reformas a la normativa.
Es así como el nuevo reglamento para el otorgamiento de incapacidades fue aprobado esta semana por la junta directiva de la institución.
Paralelamente los jerarcas de la Caja consideran hacer modificaciones a los subsidios para cubrir los gastos de las licencias, que son regulados por el Régimen del Seguro Social.
La cobertura de los subsidios para los trabajadores, sin incluir a los enfermos terminales, implicó de 2005 a 2010 un incremento del 155%.
Mientras que en 2005, el Seguro Social pagó ¢14.300 millones, en 2010 la suma ascendió a ¢36.400 millones. También es cada vez mayor la cantidad de órdenes giradas por problemas de salud. La tasa de incapacidad anual es de 882 por cada mil asegurados. Dicho dato suma el número de incapacidades, no el de personas.
La situación se ha acentuado en los últimos años por lo que los directores consideraron de urgencia hacer los cambios a fin de ordenar más la concesión de incapacidades y de establecer sanciones más fuertes.
Las regulaciones aprobadas se dirigen a los médicos y odontólogos como encargados y responsables de expedir las licencias.
Los profesionales que no acaten lo dispuesto serán sancionados hasta con el despido y si fuera del caso se aplicarían otras leyes.
Algunas de las reformas se ajustan a votos emitidos por la Sala Constitucional, especialmente sobre aquellos temas consultados con frecuencia como los derechos de incapacidad para los asegurados voluntarios.
En cuanto a la cobertura de los gastos, se plantea por ejemplo si se rebaja del salario los tres primeros días y si se mantienen los beneficios que reciben los trabajadores de la Caja, que gozan de una cobertura del 100%.
Con la nueva regulación las autoridades pretenden contar con reglas más congruentes y equitativas con la realidad del país.
“Esperamos impactar de forma importante los gastos por incapacidades y licencias médicas. Para eso es necesario que los subsidios se den con base en una evidencia”, dijo Rosa Ofelia Climent, gerente médica de la Caja.
La concesión de permisos estará basada en la evidencia y para asegurar el cumplimiento de los requisitos será remitida a las comisiones regionales evaluadoras, una vez que el médico la extienda.
Para lo cual se fortalecerá el trabajo de dichas comisiones y se ejercerán mayores controles sobre las mismas a fin de que funcionen con mayor rigurosidad, indicó José Luis Loría integrante de la junta directiva de la Caja.

Gabriela Masís
[email protected]