Enviar
Sábado 1 Septiembre, 2007

Importancia de los Tratados Comerciales y el Comercio Internacional

Para observar los beneficios del comercio internacional y la inversión extranjera observemos del libro “El Fin de la Pobreza”, de Jeffrey Sach, los siguientes ejemplos:

*A Bangladesh llegaron empresas de las famosas marcas GAP, Polo, Yves Saint-Laurent, Wal-Mart, entre otras, donde trabajaban mujeres jóvenes y adultas con turnos de 12 horas, bajos salarios y latente acoso sexual, estas empresas fueron el primer peldaño del país para el desarrollo, las mujeres indicaban que ese empleo era la mayor oportunidad para sus vidas y para sus hijos, con el poco dinero que ganaban tenían ahorros, su alojamiento propio, elegían con quien salir y casarse, podrían regresar a la escuela y enviar a sus hijos a estudiar, con esto su estilo de vida cambió por completo.
*Europa conquistó Asia con la brújula, la imprenta y la pólvora, todos inventos chinos. Sin embargo, para 1434 el emperador Ming cerró el país al comercio internacional, desmanteló la flota de barcos más avanzada y grande del mundo, puso fin al comercio y la explotación oceánica, China se cerró al mundo y así nunca más disfrutó del liderazgo tecnológico, naval ni comercial.
*La India fue declarada independiente el 15 de agosto de 1947, 153 años después de la declaración de independencia de Costa Rica. El primer ministro Jawaharlal Nehru implementó un socialismo democrático, buscó un desarrollo económico autosuficiente, no dependiente de los mercados globales, el comercio internacional y las inversiones extranjeras, impuso controles estatales fuertes para todo, lo que provocó un descenso en la actividad comercial, la inversión, la capacidad productiva, el desarrollo industrial, económico y social. Luego Manmohan Singh puso fin al periodo proteccionista, a las restricciones burocráticas sobre el comercio y la inversión internacional, rebajó las barreras arancelarias y eliminó cuotas de importación, esto ayudó a los productores pues podían comprar bienes y equipos en los mercados mundiales a precios competitivos, y les permitía vender en esos mismos mercados sus artículos manufacturados a precios también inferiores. Su crecimiento fue tan beneficioso, que hoy día la India goza de un gran prestigio en la exportación de servicios en el ámbito de las nuevas tecnologías de la información.
No debemos tener temor, Costa Rica tiene un sistema político democrático y una legislación laboral envidiable, que las empresas que inviertan en el país deben respetar. Si el TLC no se aprueba, la Iniciativa de la Cuenca del Caribe desaparece en el momento que uno de los países firmantes apele ese beneficio unilateral que disfruta Costa Rica. El TLC no es la panacea ni la destrucción de Costa Rica, pero es una gran oportunidad que no podemos darnos el lujo de dejar pasar.

MBA Rolando Gabriel Badilla Cascante
Profesional en ciencias económicas
848-4022