Enviar

Suspende la no reelección del magistrado Cruz

Impone Sala IV su ley

Acogió querella interpuesta por el diputado Luis Fishman

201211202244170.n1.jpg
Un golpe de autoridad le dio ayer la Sala IV al Congreso, cuando suspendió la decisión de no reelegir por ocho años más a uno de sus integrantes, Fernando Cruz.
El magistrado podrá seguir ocupando su silla en el órgano constitucional por tiempo indefinido, mientras sus compañeros resuelven un recurso de amparo a su favor.
Será un Tribunal integrado por suplentes —ya que los titulares se inhibieron– el encargado de resolver el conflicto entre los dos poderes.
La discordia se centra en hasta cuándo tenía tiempo el Congreso para discutir la continuidad de Cruz.
Hay quienes defienden la teoría de que la votación es inválida y que el magistrado quedó reelecto automáticamente desde octubre pasado.
Tomando en cuenta que su no continuidad debía tratarse antes que concluyera su nombramiento.
Esa es la postura del diputado Luis Fishman, quien presentó la querella que tiene nuevamente a Cruz en la Sala IV.
Sin embargo, está el grupo de quienes respaldan la legalidad del proceso de votación y aducen que el Congreso tenía un plazo de 30 días naturales después del vencimiento del nombramiento para definir el futuro de Cruz.
Con esa interpretación, la no reelección sería válida, pues la votación se realizó el 15 de noviembre, cuatro días antes de que venciera ese periodo; pues su juramentación se había dado el 19 de octubre de 2004.
Esa es la hipótesis que respaldan 38 diputados de las fracciones del PLN, PUSC, Movimiento Libertario, PASE, Renovación Costarricense y Restauración Nacional, quienes negaron la continuidad del magistrado.
Ante esta disyuntiva, los magistrados constitucionales dejaron sin efecto la votación del jueves pasado, hasta que no resuelvan el recurso de amparo de Fishman, quien también interpuso una acción de inconstitucionalidad por este caso.
Fishman no fue el único que acudió ante este tribunal, otras 12 personas también lo hicieron.
Si bien la decisión estuvo en manos de los diputados, los magistrados ahora tienen la última palabra.
El conflicto genera efervescencia entre los poderes.
La Asamblea argumenta que la Sala Constitucional se extralimita en sus decisiones y el Poder Judicial que la fracción de Gobierno quiere “alinear” a quienes piensen diferente.
Mientras, el Ejecutivo se aleja y propone resolver el conflicto con reunión entre los tres poderes.

201211202244170.n11.jpg

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios