Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 27 Febrero, 2013

Esos 50 mil habitantes apenas son un 2% del total, si llegaran a votar 2,5 millones en los comicios del febrero próximo


¿Impactarán los votantes inmigrantes?

La semana pasada se anunció que hay 50 mil habitantes que votarán por primera vez en 2014 al haber obtenido la nacionalidad costarricense; estos optaron por ligar sus destinos al país y quisieron participar en la escogencia de los que estarán al timón del país a partir del año venidero.
¿Tendrá este grupo algún impacto especial en los resultados de los comicios? En las elecciones recientes en los Estados Unidos, los hispanos (entre ellos muchos inmigrantes) fueron claves en la victoria de Barack Obama. ¿Pudiera algo similar ocurrir aquí? Es muy dudoso excepto que haya una elección similar a la de 2006, cuando Óscar Arias ganó con menos del 2% sobre su adversario principal, Ottón Solís.
Esos 50 mil habitantes apenas son un 2% del total, si llegaran a votar 2,5 millones en los comicios del febrero próximo. Es improbable que los votantes que son ticos nuevos voten en bloque; para que algo similar ocurriera tendrían que sentirse amenazados. Para compactarlos tendría que aparecer un candidato presidencial xenofóbico tipo Jean-Marie Le Pen o su hija Marine del Frente Nacional de Francia, y tendría que encontrar un grupo de nacionales que fueran radicalmente anti extranjero. Si apareciera un fenómeno partidario semejante en Costa Rica es posible que los votantes inmigrantes buscaran un líder para defenderlos.
Una de las características del pueblo costarricense es que es bondadoso. Con pocas excepciones, todos los habitantes son inmigrantes o hijos o nietos o bisnietos de personas que llegaron a este país buscando su porvenir. Han venido atraídos por una sociedad abierta, rica en recursos humanos y un territorio poblado por personas generalmente pacíficas y dispuestas a dejarles en paz mientras que buscaran el bienestar de sus familias.
La gran mayoría de los inmigrantes han llegado expulsados por la situación económica o política de su país de origen. Otros han venido atraídos por las oportunidades que han percibido que les ofrece Costa Rica. Lo que es seguro es que los que tomaron la decisión de nacionalizarse han logrado algunos de sus objetivos y no tienen la intención de regresar de donde llegaron.
Hay otra razón porque los votantes inmigrantes no provocarán divisiones en esta sociedad, como ha ocurrido en los Estados Unidos y en Francia. La gran mayoría que ha llegado a tierras ticas son personas de habla española y comparten muchas de las mismas normas y una cultura semejante a los nacionales. Sus hijas se casan con los hijos de los ticos y nadie se inmuta, como sería el caso entre algunos de Norteamérica o Europa.
Como dijo un inmigrante recientemente; “vos naciste aquí y dichoso que sos tico, mientras que yo tomé una decisión y luché para obtener la nacionalidad.” La verdad es que ambos pueden aportar y ayudar en la toma de decisión sobre el gobierno que se contrata para servir al pueblo. ¡¡Qué bueno que no va a haber un partido chauvinista participando en las elecciones próximas, y tampoco uno de los inmigrantes!!

Carlos Denton

[email protected]