Logo La República

Viernes, 27 de mayo de 2022



ÚLTIMA HORA


Hotel que propone Emiratos Árabes en Guanacaste tendría poca afectación a la naturaleza: Allan Astorga

Brenda Camarillo bcamarillo@larepublica.net | Miércoles 16 febrero, 2022 04:45 pm

Allan Astorga, consultor ambiental
Cortesía-Shutterstock/La República.


El hotel de alta gama que propone un consorcio de Dubái en Guanacaste representa una inversión necesaria para el desarrollo del país y no una afectación del entorno natural donde se propone, considera Allan Astorga, consultor ambiental.

Lea más: Hoteleros lamentan críticas del Frente Amplio a grandes desarrollos turísticos de Guanacaste

¿Qué opina del Hotel One&Only Papagayo propuesto por Emiratos Árabes Unidos?

Me parece muy importante y valioso que ese tipo de proyecto de inversión se pueda realizar en Costa Rica, para eso desde hace tiempo se definió la zona de Papagayo como un polo turístico de atractivo mundial, para eso se desarrolló el Aeropuerto Daniel Oduber en Guanacaste, para eso los proyectos deben cumplir con trámite de evaluación de impacto ambiental.

Costa Rica, como país tropical y ambientalmente frágil, apostó, desde hace tiempo y muy sabiamente, por no explotar los eventuales recursos mineros metálicos o de hidrocarburos que pudieran existir en su subsuelo, por el contrario, se ha enfocado en actividades ambientalmente más aptas para nuestro territorio.

La industria turística forma parte de esas actividades productivas que se ajustan a nuestra condición ambiental.

Lea más: Empresarios defienden presencia de grandes proyectos turísticos en Guanacaste

El desarrollo de un hotel de cerca de 200 habitaciones de alta gama no representa ninguna afectación socioambiental significativa para el país, por el contrario, resultaría como un imán más de atracción de ese tipo de inversiones, que hoy más que nunca requiere nuestro país para promover su crecimiento económico y desarrollar empleo de calidad para sus habitantes.

Este tipo de proyectos de inversión y desarrollo, lejos de tener que realizar numerosos trámites administrativos complejos; más bien, deberían cumplir un proceso de trámite mucho más simple y efectivo (ambientalmente) que permita que en pocas semanas obtengan la autorización para el desarrollo.

Este es el camino correcto para sacar el país del atolladero en que se encuentra sumido desde hace varios años.

No debemos tener temor de que se de inversión y desarrollo en nuestro país. Todo lo contrario, debemos facilitar la misma por medio de un correcto y efectivo ordenamiento ambiental y planificación territorial estratégica.

Más: www.allan-astorga.com


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.