Logo La República

Viernes, 27 de mayo de 2022



ÚLTIMA HORA


“Hotel que propone Emiratos Árabes en Guanacaste no es un proyecto justo y ambientalmente sustentable”, Dany Villalobos, Fecon

Brenda Camarillo bcamarillo@larepublica.net | Lunes 14 febrero, 2022 11:35 am

Dany Villalobos, vicepresidente de la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon)
Dany Villalobos, vicepresidente de la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon). Cortesía-Shutterstock/La República.


El hotel One&Only Papagayo que propone un consorcio de Dubái, en Guanacaste, no beneficiaría por igual a las comunidades locales y atentaría contra el medio ambiente de la zona donde se propone, de acuerdo con Dany Villalobos, vicepresidente de la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon), por lo que no lo consideran algo bueno para el país.

Lea más: Polo Turístico Golfo de Papagayo generará 3 mil empleos a partir de seis nuevos proyectos

¿Qué opina del Hotel One&Only Papagayo propuesto por Emiratos Arabes Unidos?

Es un megaproyecto que pretende seguir cargando con más actividad humana al hermoso golfo de Papagayo.

Fecon no está a favor de este tipo de megaproyectos, porque consideramos que el turismo debe ser social y ambientalmente justo, distribuyendo los beneficios entre las comunidades y no concentrándolos en manos de grandes capitales extranjeros.

El One&Only no cumple con el perfil de un proyecto justo y ambientalmente sustentable.

Es una inversión para un turismo de élite, excluyente porque no ofrece oportunidades a las comunidades locales.

Más bien consideramos que ha sido ofrecido irresponsablemente a los inversionistas sin saberse si tiene viabilidad real.

Hay que decir que la política de Estado respecto a la Zona Marítimo Terrestre está mal. Ha sido un desastre a nivel social y ambiental.

Como resultado ya tenemos playas altamente contaminadas y ecológicamente amenazadas por el desarrollo desregulado y el desinterés institucional en garantizar un turismo verdaderamente armónico con las características ecológicas del territorio en el que se instala.

Tenemos que decir acá que el modelo de desarrollo en Dubái, de donde proviene la inversión propuesta, no es un ejemplo de manejo ambiental responsable, sino todo lo contrario.

Aparte de bombos y platillos por la construcción de un mega-hotel, no se habla de un concepto de sostenibilidad (porque es imposible que lo tenga), sino de un hotel 7 estrellas, lo que tiene muchas implicaciones.

Desarrolladores e instituciones fingen ceguera ante la afectación de los ciclos ecológicos de especies que dependen del equilibrio marino-costero o de la interconectividad de ecosistemas terrestres que arrasan los desarrollos inmobiliarios como este.

Lea más: Empresarios defienden presencia de grandes proyectos turísticos en Guanacaste

La experiencia de las comunidades locales con el megaturismo en Guanacaste no ha sido buena. La pobreza se ha mantenido creciente al lado de las zonas hoteleras y la desigualdad ha aumentado. Ha significado la destrucción del tejido social de las comunidades y el desplazamiento de las personas locales de los espacios de más valor paisajístico y recreativo.

Hay una marcada exclusión económica de los pueblos en el beneficio del turismo y este proyecto no va a ser la excepción.

Proyectos de este tipo han profundizado el abandono institucional de las poblaciones costeras originales, que finalmente quedan a merced de lo que hacen o dejan de hacer los inversores privados.

Hay que conversar con la gente de las comunidades para saber todo esto que está pasando hoy en muchos lugares.

Más información

feconcr.com/

FECON -Federación Ecologista-


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.