Enviar
Hidalgo quiere seguir

El jerarca rojinegro ve arreglo con la Caja como su mayor logro

Cristian Williams
[email protected]

Ante la renuncia de Rafael Alfaro como jerarca de Alajuelense, a Jorge Hidalgo Vega le correspondió asumir la presidencia, en medio de una crisis deportiva y económica que atravesaba la institución.
Su mandato, aunque breve y en principio destinado solo a completar el periodo de Alfaro, ha sido muy bueno, logrando convenios comerciales que le han dado oxígeno a la parte económica y renovación a la deportiva.
Por esa y otras razones —entre estas la credibilidad ante los nuevos socios comerciales—, Hidalgo anunció en el programa Primer Tiempo de Radio Sinaí que permanecerá en el puesto por los próximos dos años.
“Pienso seguir, creo que de tener el aval de los liguistas y si de aquí a noviembre seguimos dando estos pasos positivos seguiré. Uno va adquiriendo compromisos con diferentes empresas, en el entendido que esto es un proyecto conjunto y uno no puede arrugarse y decir que cumplió por tres meses e irse. Es importante para la institución que uno se quede”, aseguró Hidalgo.
Gracias al contacto constante que tiene con los asociados alajuelense, quienes le han mostrado un respaldo a su gestión, es que Hidalgo dice sin ningún temor que a partir de noviembre irá por su periodo completo de dos años.
Con Hidalgo a la cabeza, Alajuelense logró pagar ayer $1,2 millones a la Caja Costarricense de Seguro Social, con lo cual se puso al día con las cuotas atrasadas hasta 2005.
“Estoy muy contento de tener la posibilidad de resolver la primera parte del problema, hubo buena voluntad de los funcionarios de la Caja, del Registro Público, del Banco Crédito Agrícola y de Repretel, pero esto solo es una etapa”, dijo el dirigente.
Hidalgo considera que en este momento los manudos están en dos campeonatos muy complicados, uno es la renovación deportiva y el otro es arreglar la casa financieramente.
“La más difícil es la económica, este pago es de más de $1,2 millones pero quedan otras cuentas por saldar, esto es apenas una semifinal, nos queda por delante la final. El sentido de pertenencia requiere el esfuerzo de todos los liguistas, para que la Liga siga siendo nuestra”, amplió.
Precisamente en busca del sentido de pertenencia de los aficionados de Alajuelense se hizo un bono de ¢250 mil, que llevó a las arcas ¢14 millones que fueron utilizados en el pago de la planilla de la Caja.
“Hay que tener claro que nos pusimos al día con la Caja hasta 2005, nos quedan los años 2006, 2007 y 2008 y otras instituciones con las que hay pagos atrasados. La esperanza es que de aquí a la otra semana se puedan pagar los prioritarios, con la fe de equilibrar financieramente a la Liga a la vuelta de unos dos años. Es bueno que se sepa que no es que se acabaron las deudas, ni somos multimillonarios”.
Ver comentarios